Mundo / 16 de diciembre de 2011

¿Neruda envenenado?

Complot para un asesinato

Las ignoradas huellas de los verdugos del poeta en la DINA chilena. Odio de Pinochet.

Por

Recuerdo. Tras la muerte, las obras del escritor mantuvieron viva su voz.

Le habría gustado poner Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, el nombre con el que nació y decidió cambiar cuando descubrió al poeta checo Jan Neruda. Habría sido como borrar todo lo que hizo y escribió a lo largo esa vida apasionante, que culminó pocos días después de la caída de Salvador Allende, en la clínica que extendió el certificado de defunción que dice “cáncer”.

La vida de Pablo Neruda siguió latiendo literatura, porque en los meses siguientes a su funeral se publicó “Jardín de invierno”; el “Libro de las preguntas”; “Elegía”; “Defectos escogidos” y “Confieso que he vivido”. Por cierto, no fueron editados en Chile. Allí lo que se publicó fue la certificación donde el doctor Sergio Drapper habla de muerte tras estado de “caquexia”, por agravamiento de un tumor prostático. La versión que ahora pone en duda quien fue su chofer y también el Partido Comunista (PC), porque el estado mencionado implica un período casi vegetativo por el que Neruda jamás atravesó.

Eso es lo que sostiene Eduardo Contreras, abogado del PC, en el pedido que hizo a la Justicia chilena para que los restos del escritor sean exhumados. La nueva versión afirma que no fue Dipirona para calmar un intenso dolor lo que le inyectaron en el estómago poco antes de su deceso; sino un veneno fulminante. Y no suena para nada descabellado.

Sucede que la criminalidad del régimen de Pinochet tuvo dos elementos que convergen para alimentar la hipótesis del asesinato: por un lado, un químico especializado en la elaboración de sustancias letales imperceptibles y, por otro lado, la decisión política de impedir que figuras relevantes actúen desde el exilio, organizando disidencia y denunciando la dictadura ante el mundo.

 

2 comentarios de “Complot para un asesinato”

  1. SINDICATO DE CINE PUBLICITARIO DE LA REPUBLICA Y ESTADO DE CHILE
    SI FLORENCIA KIRCHNER O SINDICALISTAS DEL CINE ARGENTINO LOGRARAN BAJAR O MAQUILLAR LAS ESTADISTICAS DEL INDEC PARA QUE COLEGAS DE NACIONALIDAD ARGENTINA DEJEN DE TRABAJAR DENTRO DEL ESTADO Y REPUBLICA DE CHILE EN CARGOS DE CINE PUBLICITARIO CONSIDERANDO LA GUERRA DEMALVINAS CONTRA CHILENOS Y BRITANICOS SERIA INTERESANTE VER ESA ESTIMULACION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *