La Balanza / 23 de diciembre de 2011

Samuel Cabanchik

Mientras espera su vuelo, el Senador nacional come un sandwich con cuchillo y tenedor. Delicado.

Mientras espera su vuelo, el Senador nacional come un sandwich con cuchillo y tenedor. Delicado.

 

Comentarios de “Samuel Cabanchik”

  1. Este señor, ahora que es senador, se hace el simpático cada vez que aparece en los medios, escondiendo toda la pedantería y arrogancia que lo caracterizaba como docente universitario. Yo tuve la desgracia de padecerlo.(Prof. Mgter. Sergio Carbone)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *