Costumbres / 29 de diciembre de 2011

Revival de Jorge Abelardo Ramos

El prócer menos pensado

Vida y obra del nuevo héroe del revisionismo K. Un insólito caso testigo que ilustra cómo el relato oficial reconstruye el pasado a su gusto.

Por

La situación no podía ser más oportuna. Primero de diciembre, Caracas, a pocas horas de la reunión inaugural de la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), el sueño largamente acariciado por Hugo Chávez de crear una organización equivalente a la OEA, pero sin la participación de los países del Norte. En ese contexto, la obra de Jorge Abelardo Ramos adquiere un protagonismo inesperado. El mismo Chávez le lee fragmentos de su libro “Historia de la Nación Latinoamericana” a la presidenta Cristina Fernández, y ella le devuelve la gentileza contándole quién fue ese intelectual visionario que varias décadas atrás soñó con una patria común para Latinoamérica.

El libro, a Chávez, se lo regalaron dos argentinos en el año 2003, durante una visita a Buenos Aires. Pero lo más probable es que lo haya leído por primera vez en el 2011, en el momento en que la añorada CELAC comienza a transformarse en una realidad palpable. A través de la distancia y el tiempo, Ramos se hace presente en esa escena, para aportar lo suyo al andamiaje ideológico del proyecto que desveló al presidente venezolano durante años. Chávez también le da pie a Cristina para presentar la semblanza de uno de los próceres prominentes del altar kirchnerista. El rebelde trotskista, el soñador, el loco; el siempre desplazado de la izquierda, la derecha y el peronismo; rescatado de las aguas del olvido para alimentar la sustancia creativa del “relato”.

Biografía

Para muchos, Jorge Abelardo Ramos (1921-1994) fue una figura familiar de la política argentina durante décadas. Para los más jóvenes, un desconocido del que difícilmente hayan tenido noticia. Polemista brillante, agudo y con una erudición apabullante, el “Colorado” trazó una línea única en el abanico ideológico local, oponiéndose a la derecha desde un trotskismo de matriz nacionalista, y a la izquierda oficial, la del PC, la stalinista, criticándola por su estrechez de miras y su falta de comprensión del fenómeno latinoamericano.

 

18 comentarios de “El prócer menos pensado”

  1. La dirigencia política argentina es tan mala en general que todos pretenden apropiarse del pasado de gloria de un Irigoyen, un Perón o un Ramos (para hablar de estos tiempos) como para posicionarse en el actual o futuros gobiernos y luego hacer cualquier cosa para llenarse los boslsillos no haciendo absolutamente nada serio para el Pais. Los hechos recientes demuestran que una cosa es lo que dicen y otra la que hacen. Estamos como en la década infame y no se ve otra salida que una síntesis del 4 de junio, el 17 de octubre y el 2 de abril, todo al mismo tiempo. Inventamos o perecemos, habría dicho Simón Bolívar.

  2. LO CONOCI A RAMOS PUES MILITE EN EL FRENTE DE IZQUIERDA POPULAR, QUE DESPUES SE TRANSFORMO EN ALGO MAS AMPLIO COMO FUE EL MPL MOVIMIENTO DE LIBERACION NACIONAL , LAS COSAS DE LA MILITANCIA , NOS DISTANCIAMOS UN GRUPO , PERO SIEMPRE HE RECONOCIDO LO QUE RAMOS HIZO PARA COMPRENDER A PERONISMO Y TAMBIEN NOS ABRIO LOS OJOS SOBRE LOS MONTONEROS , CUANDO MURIO EN 1974 NUESTROS COMPAÑEROS FUERON A TOMAR EL TREN Y FUERON ECHADOS A CADENAZOS HISTORIA QUE NO SE CONOCE PERO QUE ES ASI

  3. Muy joven conoció al radical Yrigoyen, cuando junto a su madre, Abelardo lo visitó, tengo entendido, estando el caudillo preso en Martín García -como años más tarde estaría el Coronel Perón-. No creo que haya sido movido por el odio su apoyo al candidato que el peronismo en esa hora surgía (1988/89) en medio de la hiperinflación y saqueos, en los estertores de la huída alfonsinista. Es cierto que Alfonsín no era Yirigoyen, los radicales luego de aquel caudillo se habían pasado al bando liberal. Tampoco Menem era Perón, -según cuenta Ramos en una de sus entrevistas “la Argentina del 45, acreedora del imperio británico, ya no era la que había en el 89′, deudora del mundo financiero internacional”. El apoyo a lo que quedaba del peronismo -luego del anterior fracaso (el del 83′ cuando el inaudito triunfo alfonsinista)- tuvo relación con lo que generalmente siempre hizo a lo largo de la historia de lo que había sido el movimiento nacional, desde su surgimiento en el 45, esa parte que era la izquierda nacional que no creo -hasta donde supe- que se considerase una parte escindida de ese movimiento, sino un sector de ese campo nacional con propuestas propias, pero no opuestas al liderazgo nacionalista y revolucionario que tuvo Perón en su momento. Las críticas a menen serán bienvenidas, y a ramos, seguramente de gente que siempre apoyó a Perón, que nunca apoyó la dictadura sino que la combatió políticamente, que nunca apoyó los grupos de pequeño burgueses armados gorilas, que nunca apoyó a alfonín (ni al alfonsinismo desmalvinizador), y que nucna apoyó las privatizaciones de menem. Como tampoco apoya la entrega a la british petróleum de esta etapa, ni el pago de la falsa y vergonzosa deuda externa, una estafa que enriquece a los banqueros del mundo y mata de hambre a nuestro pueblo. bienvenidas, pero los que critiquen tienen que haber estado acá en la época de la dictadura, y no haberse rajado como muchos que dejaron en bolas a los militantes de domicilios conocidos como ramos. (y que no consideraban la bomba un método popular sino un elemento contrarrevolucionario). Tampoco pueden criticar los que apoyan un gobierno entreguista y desmalvinizador, antimilitarista y pagador de la deuda. Ser claros: si se está en contra de la privatización de la época de menme se tiene que estar a favor de la nacionalización de las empresas y de la construcción de un estado fuerte, del no pago a la deuda externa, de la reconstrucción de la unidad latinoamericana y de un sistema de defensa, submarinos nucleares, fábricas de aviones etc. expropación a la oligarquía. En suma: de una REVOLUCIÓN NACIONAL. si no, a llamarse a silencio. no venir acá con versos como desde 2003 argüían (y arguyen) “”no podemos enfrentar al imperialismo porque no nos da la ‘correlación de fuerzas’ “”. Mientras apoyan el envenenamiento y la intoxicación popular con la droga contra el pueblo. Fusilar a los narcos en Plaza de Mayo.

  4. Abelardo Ramos fue designado Embajador en México, al inicio de la gestión de Menem; se trataba de un Gobierno Peronista que le reconocía a Ramos el aporte al conocimiento de la histria Argentina y Latinoeamericana y, sobre todo, el apoyo desde la izquierda a Perón, y le ofrecía nada menos que la Embajada en México. Debemos reconocer que, en un principio, Menem apoyó en el 91, fuertemente la consolidación del Mercosur al firmar el tratado definitivo de sus constitución. Es decir, una política totalmente coherente con lo sostenido por Ramos y el FIP.
    Lamentablemente, luego Menem pondrá al frente de la politica exterior a DiTella, y ese fue el fin de la tarea de Ramos en la Embajada de México.
    En síntesis, Ramos formó parte de un Gobierno Peronista…no fue nunca “Menemista”.

  5. NO ME PARECE…una gran frase y menos para explicar a los alumnos. La Nación es el conjunto de los habitantes de un país regido por un mismo gobierno, y el Estado es el país jurídicamente organizado, es decir con su Constitución, sus instituciones, sus leyes, etc. Consecuentemente, un Estado bien montado y estructurado no puede fracasar como Nación. Nosotros, los argentinos, fracasamos como Estado, no como Nación. Y fracasamos como Estado porque quienes deben respetar, cumplir y hacer cumplir las normas constitutivas del Estado, no lo hacen. Por eso se suele decir que “no hay Estado” o que “el Estado está ausente”. El gobierno no cumple con el contrato que es la Constitución Nacional, el gobierno anula leyes y comete toda clase de desaguisados y, entonces, la seguridad jurídica, que es el alma, la máxima expresión del Estado, desaparece, muere. El país, la Nación, se trasforma en un caos donde cada cual hace lo que quiere. Nadie respeta los derechos del otro. La autoridad se extingue, no hay Estado. Como en la vieja película “Dark city”, de 1951, con Charlton Heston.

  6. Ramos fue y será un pensador, un intelectual de izquierda, y veía en el peronismo, quizás, la pata obrera, aglutinada por Perón, obreros que se habían ido de las filas troskistas, y anarquistas, de tintes nacionalistas, yo creo que K nunca hubiera sido, a pesar de todo un tipo apasionado de la políca, y el debate.-

  7. Creo que antes de él, sin desmerecerlo habría que resaltar la dedicación de Manuel UGARTE y su predica con libros sobre La Patria Grande. Gracias.

  8. Es increible, esta gente SOLO mira hacia atrás. El futuro, se hace pelota. Se lo ignora. A nadie le importa. Planificar y realizar a futuro son estupideces, mas importante es su cuento, y posicionarse en el mismo, antes que avizorar y trazar el futuro de la nacion.

    1. Nuestros héroes con pies de…barro en el mejor de los casos. No se puede discutir que fue historiador, intelectual… pero volcó hacia el final por ambicion. Debemos recordar que apoyo a Carlos Saul Menem, al igual que muchs otros que hoy se razgan las vestiduras, y por si fuera poco fue funcionario de su gobierno junto con otros trokos de su partido. Si mal no recuerdo, fue embajador de Carlos Saul Menem en Mejico. Otros miembros del FIP también ocuparon puestos en ese gobierno que nada tuvo de nacional, popular y que fue la continuación de la politica de Martinez de Hoz y de la dictadura, y que indultó a los genocidas. No perdamos la memoria!!!!!!!

  9. El FIP, Frente de Izquierda Popular, dirigido por Jorge Abelardo Ramos, fue el único partido que hizo de la participación femenina en sus filas, una práctica permanente. Recuerdo a Ana M. Giacosa, Elida Vigo, Pimpi colombo, Laura Rubio, Magdalena García Hernando, Bety Mirkin, Ana M. Gómez, Beba Recabarren, Elisa Colombo, Graciela Escobar, la compañera Donadío, de San Nicolás, y tantas otras que nos formaron y con quienes formamos el SACRA :Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina. Los sueños, las utopías que hoy se materializan en este Proyecto Nacional, Popular y Latinoamericano, que encarna la compañera Cristina Fernández de Kirchner, fueron los desvelos que motorizaron la militancia de las huestes fipistas en años donde hablar de la necesidad de construir la Gran Nación Latinoamericana, la igualdad de derechos para las mujeres, defender la causa Malvinas y oponerse al Imperialismo y a sus testaferros internos, nos hacía depositarios de incomprensión, duras críticas y silenciamiento. La soledad política, fue la más dura prueba que supimos sortear, sin deponer nuestras convicciones. Allí donde estuvimos, enarbolamos las banderas que otros arriaron convenientemente.

    1. Mucho bla-bla y palabras rimbombantes….mientras se llenan los bolsillos robando como ninguno antes (curioso que hables de testaferros, como si los KK no tuvieran una nube de ELLOS a su alrededor)…..

  10. Ramos nunca hubiera apoyado a un gobierno que tiene en sus filas a dirigentes del P.C del Frepaso,nunca estuvo con el Derechohumanismo antimilitar (a pesar de estar preso el y sus compañeros de ruta)etc,etc,Fue un patriota en tiempos donde la mayoria se acomoda a un cargo ,apoyo a Menem como salida a una crisis brutal dejada por Alfonsin,en fin fue un Politico polemico pero con fuertes convicciones que hicieron que se lo quisiera o se lo odiara.Fue amigo del Peron de los setenta,cuando echo a los Montos y Ramos lo apoyo y rechazo a las bandas armadas de pequeños burgueses antiperonistas que querian derrocarlo y preparon el terreno para que viniera el golpe Civico militar.Por esoY muchas cosas mas Ramos no hubiera estado nunca apoyando al gobierno de la Inmobiliaria K

  11. “Somos un estado, porque fracasamos como nación”. Desde mi ideología yrigoyenista tomé la frase de Ramos para explicar por más de veinte años a mis alumnos, la diferencia entre Estado y Nación. Ramos era un hombre (poseía virtudes y pecados). Y porque no fue un ángel, nos dejó enseñanzas a través de sus actos y omisiones. Que querrán utilizar sus bondades para abonar mezquindades, es de seguro. Lo importantes es que aún desde sus errores, nos dejó temas de referencia, temas que nos ayudarán a distinguir la paja del trigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *