Sociedad / 27 de Enero de 2012

Luli & Martín

Un romance casi de ficción

La relación de Salazar y Redrado parece perfecta. Regalos, viajes y familia.

Por

alhaja. Salazar no pudo evitar la tentación de contar que Redrado le regaló un anillo de diamantes de US$ 25.000. Fingió que se le caía para que le preguntaran por él.

Estoy lista para acompañarlo en el rol que sea”. Luciana Salazar sonríe y no se lamenta: el tiempo en que estuvo separada de Martín Redrado hizo que se perdiera la campaña a diputado nacional, pero ella está convencida de que tendrá revancha. “Seguramente él vuelva a ser candidato o a ocupar un cargo público, porque es una persona muy preparada y sería importante que esté en algún lugar”, asegura la modelo de Life Chekka. No por nada es sobrina de Evangelina Salazar, que pasó de actriz a Primera Dama tucumana de la mano de Ramón “Palito” Ortega. Sabe que esas cosas pasan.

Noticias: ¿Aprendió de economía al lado de Redrado?
Luciana Salazar: Sí, aprendo todo el tiempo. Conversamos y leemos juntos los diarios.

Noticias: ¿Coinciden políticamente?
Salazar: En algunas cosas sí y en otras no.

Noticias: ¿En cuáles no?
Salazar: No lo voy a decir, pero le doy muchos consejos y me los acepta.

Noticias: ¿Lo asesora con su look?
Salazar: Ay, con el look sí. Lo cambié mucho, tengo que reconocer. Estoy muy encima de él. Cuando se viste solo lo llamo y le grito: “¿pero qué te pusiste?”. Ahora tiene más onda, ¿no? Está más pendex.

Persecución. Lejos quedó la ruptura de marzo del 2011, cuando ella acusó al ex titular del Banco Central de haberla “desilusionado como hombre y ser humano”. Enojada, Salazar era un riesgo para las aspiraciones políticas de Redrado, pero enamorada no es menos verborrágica: todos los días le comunica a unos 600 mil seguidores de Twitter detalles de la relación con el economista. Igual que Agustina Kämpfer, la novia de Amado Boudou, ella usa la red social para mostrar intimidades. Apenas en las últimas semanas publicó fotos de un ramo de flores que le envió a su casa, el vestuario sexy con el que planeaba cocinarle la cena, un romántico brindis con champagne, postales de sus vacaciones y hasta una foto infantil: “Este muchachito me conquistó”, jugó con sus fans.

Noticias: ¿No se pone celoso Redrado?
Salazar: No, de los twitteros no. Pero yo le digo que es mi “stalker” (“acosador”). Me persigue por todos lados. Me confesó que cuando estábamos peleados leía todas mis entrevistas, entraba a Twitter. Un “stalker” total.

Noticias: ¿Es verdad que él le pidió que se tapara más?
Salazar: Sí, pero no lo hago porque me lo haya pedido él solamente. Una tiene sus etapas. Aunque sexy voy a ser siempre. Nadie me va a poder sacar eso porque yo nací con esa chispita.
Basta ver la voluptuosa figura de Salazar para advertir que la rubia no sabe de sutilezas. No importa que Redrado le suplique que baje el perfil: ella quiere que quede claro que la reconciliación va en serio. “Me hizo un regalo, pero no puedo contar qué fue”, aseguró la modelo el lunes 23, antes del desfile de Pieres La Plata que el relacionista público Fernando Maldonado organizó en el Balneario Mariano de Mar del Plata. Pero en cuanto pisó la pasarela, un anillo de diamantes de unos US$ 25.000 se deslizó de su dedo y estuvo cuidadosamente perdido durante unos segundos.

Noticias: ¿Es un anillo de compromiso?
Salazar: No, por eso lo uso en la derecha. Fue un regalo de Año Nuevo. Me lo dio y me dijo “Quiero que cada vez que lo mires te acuerdes de todo lo que te quiero”. Es de brillante y diamantes.

Noticias: ¿Es cierto que él la corteja permanentemente?
Salazar: Ay, sí. Es un divino. Es muy atento. Tiene cosas con las que me sorprende porque es un dulce y me encanta. Pero no se trata sólo de eso.

Noticias: Está tratando de aprovechar la segunda oportunidad…
Salazar: No, siempre fue así. Me confesó una cosita: que cuando estábamos peleados también tenía ganas de mandarme cosas y no se animaba.

Noticias: ¿Y usted qué le regala?
Salazar: En Navidad le compré un sistema de aromatización para la casa.

Noticias: ¿Están pensando en compartirla?
Salazar: Todavía no. Disfrutamos de la reconciliación.
Es que si bien la modelo y cantante ya goza del reconocimiento público todavía no logró status familiar: después de casi dos años de idas y vueltas no ha habido presentación ni con los hijos ni con la madre del economista. “Con Martín estamos bárbaro”, repite ella a quienes preguntan. Sabe que hay espacios que se conquistan a fuerza de ocuparlos.

 

3 comentarios de “Un romance casi de ficción”

  1. Coincido con los comentarios anteriores y aparte tiene necesidad de hacer esos comentarios sobre su relación de pareja.Redrado se fue a la banquina.Lo creia más inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *