Política / 10 de febrero de 2012

Looks del verano

Los políticos en la playa

Estilos y actitudes de diputados, funcionarios y candidatos en las arenas argentinas y uruguayas. El perfil bajo oficialista. Los que perdieron el rumbo. Los más sobrios y elegantes.

Por

Elisa Carrió desinhibida. Sin temor a las fotos, Lilita luce muy décontracté en Punta del Este.

En el 2008, más precisamente, el 17 de diciembre, la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet, fue captada por las cámaras mientras se zambullía alegremente en las aguas del mar brasileño. La mandataria había asistido a una cumbre del Mercosur en el estado de Bahía y la tentación pudo más que el riesgo. Junto a María Angélica Álvarez, funcionaria de su gobierno, se levantó a las 6 de la mañana y, con pudoroso traje de baño enterizo negro, se dio un baño de mar breve pero refrescante. Al salir, se envolvió en un pareo de color rojo y volvió a sus habitaciones.
Las fotos recorrieron el mundo y desataron cierto escándalo en su país. Nunca se había visto a la presidenta tan “liviana de ropas”. Una expresión que reclamaba más pudor y recato a la primera mujer en arribar al máximo cargo político de Chile.
¿Tenían razón o no los que criticaron a Bachelet en esa ocasión? ¿Conocer imágenes íntimas de un funcionario: banaliza su función o lo aproxima al común de los mortales?
Los políticos argentinos parecen inclinarse por esta segunda opción, porque no tienen problema en pasear sus cuerpos semidesnudos por las mismas arenas que pisa el resto de la población. A excepción de la Presidenta, a quien hemos visto cubierta de los más variados cortes y colores, pero nunca, jamás, en traje de baño.

Looks. Hay que ser justos: para alivio de las almas pudorosas, a ningún funcionario nacional se le ocurrió todavía desfilar por la playa en sunga o tanga. La mayoría opta por los más amplios y clásicos shorts tipo bermudas, en tonos neutros, o mallas enterizas, igualitos a los que usa el 80 por ciento de los argentinos. Como si la idea fuera mimetizarse con la multitud, acentuando el gesto de veranear en los mismos lugares que la mayoría.
En materia de vacaciones, la temporada 2012 fue muy especial para los miembros del gobierno. La enfermedad de la Presidenta y su licencia, obligaron a sus funcionarios a mostrarse alejados de cualquier situación de relax y placer. Por eso, sorprendió la imagen de un vicepresidente mojado y en divertida charla con amigos en Mar del Plata, mientras se lo suponía ocupado en la enorme tarea de suplantar a Cristina. La imagen, captada por NOTICIAS, no lo favoreció. Amado Boudou lucía mucho más fuera de “estado” de lo que su look urbano permitía suponer.
Bastante mejor, en cambio, se lo vio a Carlos Zanini, el secretario de Legal y Técnica, que se hizo una escapada relámpago a Pinamar y tomó sol con elegante traje de baño gris con vivos en blanco y negro.

Ocupado, como todos los veranos, con actividades de su gobierno en Mar del Plata, Daniel Scioli lució de elegante sport sobre la arena. Solo se sacó el pantalón y la camisa para correr en la playa y saludar a los turistas ya entrado el mes de febrero y en una excepcional ocasión. O para jugar al fútbol con Mauricio Macri, partido que le valió más de un dolor de cabeza a pesar de haber hecho muy buen papel en la cancha.
Sobrios y con perfil bajo circularon también por la costa argentina Aníbal Fernández (Villa Gessell), Daniel Filmus (Valeria del Mar), Sergio Massa (Pinamar) y el ex funcionario kirchnerista “Pepe” Albistur (Cariló). Éste último dio cátedra de elegancia visitando la playa cada día con armónico equipo azul de remera y bermudas.
Fashion. El ala “trendy” de la política la encarnaron, como ya es habitual, algunos miembros del PRO y el siempre impecable Francisco de Narváez. Éste último se paseó por las arenas de Cariló con un breve short, modelo que está de moda y reemplazó a las bermudas largas en las preferencias fashion.

En Punta del Este, el jefe de gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se dejó ver con un composé de remera clásica y shorts en tonos oscuros y con sombrero siempre a mano. El modelo elegido es un “must” de las playas uruguayas: un “Panamá” de alas anchas en color marfil.
Otros dos habitués del Este, Eduardo Duhalde y Elisa Carrió, reflejaron en su look el derrotero de sus carreras políticas. Ambos parecen haber bajado los brazos en materia de imagen pública. Descontracturados en extremo, estuvieron muy lejos del charme de sus mejores tiempos.
En el extremo opuesto, muy cuidado, el ex candidato del Frente Amplio Progresista, Hermes Binner, caminó las calles de Villa Gessell con las manos en los bolsillos de su pantalón clásico y chomba a rayas. Tan sobrio y austero como poco playero.

 

9 comentarios de “Los políticos en la playa”

  1. Yo digo , tán patriotas son estos HIJOS DE PUTA….que se van a veranear a PUNTA….nunca Las Toninas….SanClemente….ó Miramar…claro…ahi va el PUEBLO….y ellos son incapaces de enfrentarse a la realidad…..de que los puteen a cada paso….MAFIOSOS..!!

  2. ESTOS POLITICOS SI PUEDEN IR A VERANEAR Y AL EXTERIOR QUE DESPUES CRITICAN QUE SE EVADEN DIVISAS. Y A PARTIR DE ESTE AÑO SE IRAN MAS LEJOS CON LA SUBA DE SUS DIETAS YA QUE NO SERAN OPOSITORES MAS Y VAN SILENCIAR LA CORRUPCION QUE EXISTE POR DOQUIER .A LOS JUBILADOS NOS DAN UN 17. % QUE SERAN TOTALMENTE ABSORBIDO POR LA INFLACCION Y PAGO DE IMPUESTOS ABL GAS LUZ ETC. YO NO VOTO MAS A ESTOS PERSONAJES

    1. Lilita y toda la oposiciòn no existe y asì estamos nosotros, a merced de un “totalitarismo” total, gracias a la “capaz oposiciòn” de la cual todos hacìan gala!!!!!!!!!!, acà no hay verguenza..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *