Deportes / 2 de Marzo de 2012

Endurance ecuestre en Uruguay

Una especie de Dakar al trote

La competencia en la que no importa llegar primero para ganar. Caballos millonarios.

Por

El caballo ganador llega lento, muy lento, a la meta. Casi caminando. En esta particular carrera no hay final “por una nariz” ni galope desesperado hacia la línea final. Los animales se acercan despacio, regulando, tranquilos. Hay que tener el ojo entrenado y conocer las curiosas reglas de esta carrera donde no siempre el que llega primero es el que gana.

El Endurance ecuestre es una competición de largo aliento. Los que practican este deporte lo definen como un rally con caballos. Las carreras pueden ser de 80, 120 o 160 kilómetros y se realizan en terrenos escarpados, llenos de barro, piedras y demás obstáculos naturales. Pero la regla de oro que las diferencia de las competiciones más tradicionales establece que el caballo debe cruzar la meta con un ritmo cardíaco de 64 pulsaciones por minuto como máximo. Esto significa que si un jinete exigió por demás a su caballo, no será contado como ganador por más de que llegue antes que el resto. En ese caso, el competidor tiene media hora para lograr disminuir la cantidad de latidos de su animal y volver a presentarse salvo que otro corredor le arrebate el puesto. Si luego de los treinta minutos vuelve fuera de las condiciones exigidas, queda descalificado.

Si bien las monturas cuentan con el famoso sistema Polar para controlar el ritmo cardíaco de los equinos, los jinetes más experimentados prefieren realizar sus cálculos a ojo. Aseguran que la clave está en “tener una relación de amistad con el caballo”. Los entusiastas de este deporte juran que estos animales pueden desarrollar un nivel de cariño y apego con su dueño aún mayor que el de los perros. “El único motivo por el que no tenemos caballos como mascotas es porque son incómodos por su tamaño”, dice Alberto Pomés, dueño del inmenso predio “Corona – Tierra de Caballos” de Laguna Garzón (límite entre los departamentos de Rocha y Maldonado), donde se realizó el certamen.

Este deporte que está comenzando a transformarse en un gran negocio en América Latina, se mueve gracias a las alucinantes cifras de dinero que los jeques árabes más importantes del mundo invierten. Es que, en Medio Oriente, el Endurance es el deporte de los príncipes y los reyes.

 

2 comentarios de “Una especie de Dakar al trote”

  1. El endurance, es un deporte donde se prima la salud del equino por sobre todas las cosas. Lo practican desde los niños hasta los abuelos y participa toda la familia, pues el “binomio” (caballo-jinete), necesita en todas las etapas de la carrera, el apoyo para enfriarlo, desensillarlo, alcanzar la tarjeta, chequear las pulsaciones, presentar al animal al chequeo veterinario, etc. y durante el resto de los dias, entreno, dieta, para el animal y para el jinete, etc.
    Atravez de este deporte se conoce gente, lugares, culturas, naturaleza y veterinaria.
    Cebar mate y preparar el asado tambien es parte de esta disciplina

  2. Fascinante !!! jamás pensé que hubiera una competencia de estas características, sin maltrato a los queridos equinos tan compañeros y útiles para el hombre de todas partes el globo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *