Personajes / 2 de Marzo de 2012

Rodrigo Toso (42)

“Una tortilla te puede emocionar”

Viaja por Latinoamérica para exhibir la gastronomía en su programa de cable. Cocina de autor, dulce de leche y crisis matrimonial.

Rodrigo Toso es alérgico al kiwi, el tomate crudo y la cáscara de durazno. Su fetiche es el limón: “Le pongo ralladura a casi todo”, dice el cocinero. Se define como un “muy buen hacedor de dulce de leche”. Prefiere los platos sencillos, con pocos productos, y no tiene paciencia para la cocina muy elaborada: “No se necesita sofisticación para que una comida te conmueva. Una tortilla te puede emocionar”, aclara. Le apasionan las pastas, la pizza, los risottos y la comida asiática.

En la segunda temporada de su programa “Taste it!”, por la señal Glitz, viaja y experimenta la gastronomía de Latinoamérica. “Ya estuve en el DF mexicano, Caracas, Lima, Santiago de Chile, además de Buenos Aires, y fue fantástico. En la segunda temporada me gustaría meterme más hacia adentro”, asegura. Antes de terminar el secundario ya había estudiado con Alicia Berger y Beatriz Chomnalez. Después con Francis Mallmann y fue tal el entusiasmo, que abandonó las carreras de Derecho y Administración de empresa en cuarto año.

Trabajó en hoteles y restaurantes, y se perfeccionó en New York, Lausanne y París. Hoy tiene una consultora gastronómica y una empresa de catering, y supervisa el restaurante Punta del Este de cocina latinoamericana en Beirut, que lo lleva a viajar al Líbano, y el café Baby Gouda en la ciudad esteña. Además, está casado con Inés Bertón, una de las expertas en té más importantes del mundo, y casi se divorcia cuando colaboró en la empresa de su esposa. En su caso, trabajo y amor no fueron compatibles.

Noticias: ¿Por qué cambió la universidad por la cocina?

Rodrigo Toso: En mi familia la cocina siempre fue importante. Papá es un gran asador y hace crêpes suzette, mi hermana tiene un restaurante en Villars, un pueblito de la provincia de Buenos Aires, mamá también cocina. Viajábamos mucho y disfrutábamos la gastronomía, los mercados, planeábamos qué restaurantes visitar y mi viejo reservaba algunos con mucha anticipación. Incluso íbamos a algunos lugares sólo por un restaurante en especial.

 

4 comentarios de ““Una tortilla te puede emocionar””

  1. Mas ironico el tiulo de la tortilla no podia ser mas genial!!! jajajaj la tortilla es ines bertom???? igual se sabe que rodrigo es comechicos y la tortilla es la mujer, lo sabe tooooooda la hig class, hasta el escandalo dentro del hotel alvear con un menor de edad infraganti los dos!!! y que salia con el hijo de menem en los 90, too much, que triste vivir con plata ganada por una pantalla falsa, dinero triste. menos mal que no tienen hijos y en san isidro los vecinos les tienen asco.

  2. Realmente “una tortilla te puede emocionar” hacia mucho tiempo que no escuchaba algo tan ESTUPIDO, ¿realmente tiene 42 años?

  3. Fantástico Rodrigo, como cocinaba mi mamá, pizzas todas bien finitas, asado al horno con papas, milanesas con ensaladas o pure de papas (con leche y manteca), pastas mínimo dos veces por semana, en invierno lentejas con papas y chorizo colorado, mondongo a la española, potaje de garbanzos, empanadas de carne bien jugosas, Gracias a Dios mi esposa Susana aprendió al lado de ellas, los secretos de esa comida sencilla y tan sabrosa que siempre me sentí un privilegiado. Un abrazo a todos y roguemos que en todas las mesas del mundo nunca falte un plato de comida “sencilla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *