Política, Sociedad / 7 de marzo de 2012

El colectivo de los Cirigliano que atropelló a Gatica

Una crónica publicada el 11 de noviembre de 1963 en el diario La Razón, relataba que “un colectivo de la línea 295 conducido por Antonio Cirilliano (sic) había atropellado al ‘Mono’ Gatica”.

El fundador del holding familiar posa con sus hijos Claudio y Mario hoy.

Mucho antes de que el apellido Cirigliano ganara espacio en los medios por sus negocios con el Estado, fue protagonista de una página policial negra en la historia del deporte argentino, aunque mal escrito. Una crónica publicada el 11 de noviembre de 1963 en el diario La Razón relataba con lujo de detalles que “el interno 16 de la línea 295 manejado por Antonio Ciriliano (sic)” había atropellado a una persona en plena calle Herrera al 2400. El cuerpo del hombre que trastabilló y cayó bajo las ruedas gigantes del colectivo era el gran boxeador argentino José María “El Mono” Gatica, quien salía de la cancha de Independiente. Con apenas 38 años y una vida ya cargada de excesos, Gatica falleció en el hospital por las heridas producidas en el accidente. Asi moría el hombre que le había dicho en persona al propio Juan Perón “dos potencias se saludan”.

Antonio Cirigliano, así es su apellido, es hermano de Nicola, el padre de Mario y Claudio, los actuales dueños del holding de transporte más grande del país. Nicola llegó a la Argentina sin un centavo en 1949. Sus hermanos Antonio y Vicente arribaron desde el pequeño pueblito Vaglio Basilicata (Potenza) nueve años después que el pionero de la familia. Compraron entre los tres ese primer colectivo. El interno 16 de la línea 295 fue la piedra basal de un verdadero imperio. Pero fue también la máquina que terminó con la vida de uno de los deportistas más queridos y admirados.

 

17 comentarios de “El colectivo de los Cirigliano que atropelló a Gatica”

  1. Pasaron los años y siguen inescrupulosamente atropellando gente. Un colectivo 114 del grupo Cirigliano llevó por delante al auto en q ina mi hijo y en la mediación inventaron cualquier argumento. Además no nos querían pagar porque estaban con convocatoría de acreedores. La impunidad para algunos grupos y/o personas es histórica

    1. Se puede interpretar como una nota historica con un tinte ironico. Que te huele a mierda? que gatica haya sido un “cabecita” peronista? que lo haya atropellado quien seria
      piedra fundamental para un holding de gran poder? o acaso es tu propia mierda que no podés esconder ? y que tristemente has heredado.

  2. Que ingenuos somos, por Dios!!!! Estos tipos son testaferros de nuestra corrupcion, los politicos afanan hacen un pozo comun y ahi nace el imperio Yabran, el imperio Cirilliano, Son los que ponen la carita y administran la plata de nuestros politicos. Pienzen como un heladero de Larroque hizo “mil millones de dolares” (Yabran) y un mes antes de “matarse” lo paso al Grupo Navarro, que nadie sabe quienes son. O sea le dejo todo ordenadito a sus politicos contribuyentes al “pozo comun”, ¿ Yabran esta muerto? no seamos ingenuos.

  3. La linea 295 y 95 son iguales en el color. La 295 ahora hace el recorrido Wilde Este – Lanus Centro. La 95 hace el recorrido Avellaneda centro – Palermo (termina en la rural).

  4. Más allá que los que maman de la teta del poder no son de mi simpatía, el que publico la nota no chequeó nada!!! Mal pudo publicar eso La Nación en el ’63 ya la que la linea 295 no existía. En ese época (antes del cambio de numeración de las líneas) el número de la empresa Micro Omnibus O’Higgins era el 75, y jamás cruzó a capital (Calle Herrera) ya que su recorrido que empezaba en la Estación Lanús y finalizaba en la esquina de Pavón y Mitre, frente al viejo Puente Pueyrredón. Su fundador se llamaba Bartolome Chaparra y llegó a ser presidente del Club Lanús. Yo en esa epoca era chico, pero recuerdo los comentarios de mi viejo acerca de que el accidente fue cerca de los “siete Puentes” (Agüero sobre las vias del Roca) un día de partido de independiente, cuando el recorrido del micro era modificado ya que no podía bajar del puente por la calle alsina dado que se cerraba para el acceso del público a la cancha.

    1. No quisiera polemizar,pero esta linea funciono en esa epoca..pasaba por la capital,pasaba por la avda caseros ,pasaba por el hospital que esta en amancio alcorta y caseros y luego se dirigia a avellaneda…

    2. Pasa lo siguiente: el dato que aporta gabylanus sobre la actual 295 es correcto: en 1963 era la 75. Pero la línea 295 existía: es la que hoy conocemos como 95. Ambas se renumeraron el 1º de enero de 1969; la 75 pasó a ser 295 (concesión provincial) y la 295 se transformó en 95 (concesión nacional). Saludos

    1. Creo que esta nota desenmascara al periodismo que no construye,solo confunde….
      Gatica muere por no estar lucido al momento del accidente y el conductor ,llamese como se llame,no tuvo nada que ver en el accidente….recuerden los que vivimos esa epoca que lamentablemente Gatica arrastraba un problema de adiccion al alcohol…Traer a colacion este accidente es al solo efecto de ensuciar el buen nombre de este conductor ..Este tipo de periodismo no le hace bien a nadie,salvo a los bolsillos de los que editan la revista..

  5. “Pero fue también la máquina que terminó con la vida de uno de los deportistas más queridos y admirados.” ¿que tiene que ver? quien terminó con su propia vida fué el boxeador que prácticamente se cayó abajo de las ruedas. Qué nota estúpida! Oposición estúpida no existís. Si siguen así van muertos para el 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *