Opinión / 16 de marzo de 2012

Para que todo siga igual

Lazos de familia. Aunque no hay un vínculo genético entre menemistas y kirchneristas, ambos comparten códigos políticos.

Ilustración: Pablo Temes.

Ya se sabe, los malditos medios gorilas están llenos de “discípulos del tristemente recordado Joseph Goebbels, diputado y periodista de los nazis”. Pudo haberlo dicho Cristina la semana pasada cuando embestía una vez más contra comentaristas malévolos que se niegan a aplaudirla con el entusiasmo debido, pero se trata de una de las muchas declaraciones en tal sentido que formuló hace tres lustros Carlos Menem, mandatario cuya actitud frente a los medios, empezando con Clarín, que se animaban a criticarlo era idéntica a la de la Presidenta actual y, claro está, de su marido que, por cierto, nunca se destacó por su amplitud de miras. No sorprendería en absoluto, pues, que para descalificar a quienes se permiten criticar su gestión, Cristina los tildara de forajidos, facinerosos, delincuentes, terroristas y hasta genocidas, epítetos estos favorecidos por Menem cuando se refería a la maldad periodística.

Parecería que, por su condición de militantes de un movimiento que fue fundado por un filonazi notorio, a los líderes peronistas les resulta irresistible aprovechar cualquier pretexto, por arbitrario que fuera, para acusar a sus adversarios de comulgar con el hitlerismo. La semana pasada, Cristina vilipendió a Osvaldo Pepe de Clarín por haber aludido a “un gen” montonero, juego de palabras inocente que le “pareció muy nazi”, y a Carlos Pagni de La Nación, por señalar que un funcionario de su gobierno (Axel Kicillof, según el diario, un mohicano marxista, aunque se afirma keynesiano) es bisnieto de “un rabino legendario”, alusión en que, por motivos difícilmente comprensibles, la Presidenta y la DAIA detectaron “cierto tufillo antisemita”.

Si bien a nadie, ni siquiera a un nazi, se le ocurriría plantear la posibilidad de que Cristina y Menem compartan la misma herencia genética, no cabe duda de que forman parte de la misma familia cultural, la misma tribu política, razón por la cual tienen muchos rasgos en común. Los dos son autoritarios pragmáticos, nómadas ideológicos que saben adaptar sus puntos de vista a las circunstancias imperantes; pueden hacerlo con facilidad pasmosa porque, felizmente para ellos, el peronismo es “un sentimiento” y por lo tanto infinitamente flexible.

 

15 comentarios de “Para que todo siga igual”

  1. Histrionicos James se llaman histrionicos, son las personas que actúan o hablan gesticulando de manera exagerada y marcando excesivamente su expresión, se aplica al gesto o actitud que es propio de estas personas. Ademas del desorden de la Personalidad Histrionica que es una enfermedad, y Peron que tambien lo era creo su organizacion politica (justicialismo) con la capacidad para que estas pudieran tener un papel sobresaliente en la politica Argentina, esta maquinaria perversa nos dio estos presidentes.

  2. como dijo uno que sabe: cuando un politico se hace cargo de sus funciones, considera el dinero que encuentra como propio, y lo usa para sus prioridades personales

  3. espero señor Fontevecchia realmente lo espero.,. que este comentario pedido publico., no sea dejado de lado muchas gracias

  4. ya estoy mas alla del bien y del mal en casi todo casi., con mi familia no ., La Presidenta de la nacion no debe saber nada lo que sucede en las administraciones nacionales y si siguen jodiendo a mi esposo en v n van a escucharme hasta en alaska dejar a un lado a un simple trabajador por que no esta de acuerdo con el sindicato y se desafilio? ojala lea esto Nustra Presidenta., 61 años tiene un hombre bueno que no toca nada de nadie y lo quieren freezar?? como en todos los lugares de adm publica se resignan los empleados,. nunca lo entendi pero si le llega a pasar algo como el otro dia que tuvo 190 120 de presion y espasmos bronquiales por todo lo que le dijeron ay! por Dios Sra presidenta espero que me reciba lo digocon total e intima conviccion que esto es ta bien y que mi pedido no sera mas perjudicial para mi esposo., toda mi familia es Kirchnerista la votaron y veo como liman la autoridad del propio administrador., voy a reventaar y lo mas lindo que quien lo realiza ese hostigamiento al que quisieron ponerle coto es un ing que esta hasta el tope por causas judiciales y en su cargo como si nada., Sra Presidenta., si le tocan su familia o el sustento de alguien de ellos se quedaria tranquila ? no seguro que no., yo ya hable con alguien que al parecer entendio y quiso poner coto a tamaña arbitrariedad peroooo……… nadie sabe en las cupulas que hacen las terceras lineas es lamentable pero es asi con Mi Respeto de siempre la saludo atte Ana Maria

  5. EL ARTICULO DEL EX DIRECTOR DEL BUENOS AIRES HERALD, ES MI PENSAMIENTO (LAMENTABLE Y PATETICO) DE LA REALIDAD ACTUAL. PERO TODO CAE POR SU PROPIO PESO Y CFK Y SUS CORTESANOS, NO ESCAPAN A ELLO.

  6. menem fue mal gobernante, pero nada en comparación con estos LADRONAZOS. No hay comparación. Los K son lo peor de la peor. No hay con qué darle…

  7. Estimado Neilson:
    Su tesis merecería ser una síntesis. La síntesis de medio siglo de decadencia argentina. Lo aplaudo por lo ejemplar de su nota y por el coraje para decir las cosas como son.

  8. “Para mi la politica, no es mas que la busqueda de poder privado por parte de determinados individuos.
    Pueden disfrazarlo con cualquier ideologia, ponerlo en los terminos de las boludeces mas romaticas o filosoficas, que quieran, pero en esencia es una busqueda privada del poder”.
    Jim Morrison

  9. Es cierta tu reflexión estimado Alejandro, en realidad el Kirchnerismo es la versión berreta del Menemismo en lo que hace a la amabilidad y las formas, y superadora en lo que a corrupción y robo se refiere.
    Por otra parte, a Menem se le pueden criticar infinidad de cosas, pero hay que aceptar que dejó una infraestructura en lo que hace a caminos, energía, tecnología, Etd., Etc., que nadie pudo tan siquiera continuar después; ni hablar que -más allá que mal, robando, Etc.- terminó con cánceres crónicos como: SEGBA, GAS DEL ESTADO, YPF, OBRAS SANITARIAS, Etc., y todo esto, si luego -de la Rua- hubiese sido continuado con honestidad e idoneidad, hubiese sido la base de lanzamiento para un país con un futuro mucho mejor y mucho más próspero, sacando a miles de personas de la pobreza y la indigencia que solo deben avergonzarnos.

  10. No coincido con el punto de vista expuesto en este artículo. Por de pronto, a Menem se le pueden achacar todas las cosas que se quiera, pero sin duda siempre mostró un espíritu afable y generoso con sus adversarios políticos.Desde que fue a visitar al almirante Rojas en su lecho de enfermo hasta a de la Rua cuando había sido abandonado por sus aliados y su partido y estaba siendo despedazado por el periodismo.
    Fue Menem el que eliminó el delito de desacato que limitaba a la prensa. Y por cierto que tuvo que enfrentarse con el grupo Clarín, cuyo poder – curiosamente – el mismo creó.
    Nada de su actitud y sus formas puede compararse con la agresividad, las malas maneras, el desparpajo y la falsedad que caracteriza a este gobierno.
    Muchas veces se enfrentó con el periodismo. Y por cierto que alguna vez se excedió en este enfrentamiento. Pero en términos generales fue un presidente democrático en cuyo periodo se vivió por vez primera una plena libertad de prensa. Un salvedad puede haber sido el tiempo de Illia. Pero fue efímero.
    No olvidemos que Alfonsín – que sin duda era también un demócrata – manejaba los canales de televisión, decretó el estado de sitio antes de una elección y en ese contexto se detuvo a dos periodistas cíticos.
    Con relación a la economía, no es justo presumir – y dar por bueno – que Menem hubiera actuado de otra manera en otras circunstancias. Siempre me pareció convencido de sus políticas, que no cambió ni cuando le iba bien.
    Otro aspecto que no me parece justo es decir que Menem también llenó el gobierno de “amigos, parientes y comprovincianos”. No es justo con la gente destacada que lo acompañó en el gabinete. Un gabinete sobresaliente comparado con este conjunto de indocumentados que acompañaron y acompañan a los actuales gobernantes.
    Aunque es cierto que durante su periodo también campeó la corrupción. No comparable a la actual, claro. Y que su manejo de la justicia estropeó el funcionamiento de un poder central en el funcionamiento de una república.
    Así que amigo James, esta vez no coincido totalmente contigo. Aunque debo decir que es una excepción.
    Alejandro Marin
    http//cortemoslacarajo.blogspot.com.

    1. El periodista tiene razón. Tienen los mismos genes nefastos del peronismo. Es el mismo perro pero con distinto collar.

    2. alejandro.: tu análisis es propio de un descerebrado.Tu obsecuencia con James Nelson no alcanza para encubrir tu propia miopía cerebral. Si lo que dices es producto de un análisis serio, que lo dudo, Menem sería el mejor presidente que
      hemos padecido los argentinos.

  11. NADA “La primera noche, ellos se acercan y toman una flor de nuestro jardín. No decimos nada. La segunda noche ya no se esconden, pisan las flores, matan a nuestro perro y no decimos nada. Hasta que un día, el más frágil de ellos, entra sólo a nuestra casa, nos roba la luna, y conociendo nuestro miedo, nos arranca la voz de la garganta. Y porque no dijimos nada, ya no podemos decir nada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *