Televisión / 23 de marzo de 2012

Televisión

Recordando tu expresión

“Graduados”. Comedia. Lunes a jueves a las 21.15, por Telefe. Con: Nancy Dupláa, Daniel Hendler, Luciano Cáceres, Julieta Ortega y otros. Dirección: Sebastián Ortega.

Por

A tono con estos tiempos, vamos a ponernos maniqueos y decir que el mundo se divide entre los que idolatran a los 80 y los que ya esa década los tiene repodridos. Y a tono con estos tiempos, también diremos que es una falsa antinomia. Porque a juzgar por los resultados de la primera semana de “Graduados”, la nueva comedia de Telefe es lo suficientemente apta para todo público como para arrasar con el rating de la franja cena en familia.

Vayamos por partes. A quienes llevan en la sangre “Talking Heads” y “B-52’s”, puede que les resulte atractivo una ficción musicalizada con la banda de sonido de su propia vida. Por otro lado, los padres y los hijos de esta generación de jopos duros y hombreras puede que estén hartos; sin contar, además, las huestes de contemporáneos enemigos de cualquier atisbo de nostalgia “feisbuquiana”. Pero a todos, “Graduados” puede gustarles o no porque lo ochentoso es solo una excusa, un matiz temático, un guiño al pasar, casi un recurso publicitario, mientras se cuenta una historia de reencuentros.
En este sentido, nunca la productora Underground fue menos “original” (si esto significa algo en la tele). Loli (Nancy Dupláa), cerca de los 40 y de buena posición, está casada con su novio de la secundaria, Pablo (Luciano Cáceres) con quien tuvo a Martín (Gastón Soffritti), de 18 años. A la búsqueda de un paseador de perros, se encuentra con Andy (Daniel Hendler), otro de sus compañeros de colegio que no veía desde la fiesta de graduados de quinto año, en 1989. La cuestión es que Andy siempre estuvo y sigue enamorado de la inalcanzable Loli, con quien mantuvo un furtivo encuentro sexual aquella noche de despedida. ¿Y a que no adivinan de quién es hijo Martín? Sí, acertaron, pero lo bueno es que todo esto ya lo sabemos en el primer capítulo, por lo que la narración continúa por un costado mucho más atractivo, el de la construcción del vínculo entre Martín y Andy.

El otro regreso es el de la gorda Jimena, ex compañera y víctima de “bullying” en la secundaria, que vuelve como la escultural Patricia (Isabel Macedo) a vengarse de los que se burlaron de ella sin piedad. Aquí sí juega como central la revelación del enigma ya que nadie la reconoce; solo el espectador comparte el secreto a través de los flashbacks de la pobre ex obesa que promete tomarse revancha.
¿Andy es como Walter, de aquel spot de Telefónica? ¿Macedo es como Mónica, el personaje de Courteney Cox en “Friends”? Sí, claro, hay puntos de contacto pero ¿y qué? La tele no sabe de purezas y remite a ella misma todo el tiempo en distintos contextos. donde lo que importa es si el conjunto de los efectos suena bien. Y “Graduados” suena bien, con un elenco excelente que merece, mínimo, tres menciones referidas al humor: Paola Barrientos como Vicky, la amiga psiquiatra y soltera de Loli, y la pareja Mirta Busnelli y Roberto Carnaghi como los Goddzer, padres de Andy.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *