Televisión / 30 de Marzo de 2012

Tv

El viejo truco de la broma telefónica

“Antes que sea tarde”. Humorístico. Lunes a viernes a las 20.30 por América. Conducción: Guillermo López. Panelistas: Carlos Sturze y Amalia Granata. Producido por Eyeworks Cuatro Cabezas. Dirección: Pablo del Pozo.

Por

Desde que “TVR” popularizó en 1999 los ciclos de resúmenes televisivos, el formato se multiplicó en la pantalla hasta el hartazgo. América tuvo como estandarte diario del género a “RSM”, un ciclo que durante siete temporadas siguió los pormenores de lo ocurrido en la jornada televisiva y que, en los últimos años, se había convertido en mera repetición de peleas de vedettes y mediáticos. Cuando Fabbiani decidió ponerle punto final a dicho programa, América le encargó un reemplazo veraniego a GP Media y así debutó en el verano “Medios locos”, una propuesta que pasó sin pena ni gloria. La llegada de Eyeworks Cuatro Cabezas a la emisora cambió el panorama y el canal estrenó en marzo “Antes que sea tarde”, con la conducción de Guillermo “El Pelado” López. Aquí, el animador de “CQC” se pone al frente de un ciclo que no deja de lado los archivos televisivos pero que les da un lugar acotado. Es que, a diferencia de “Zapping” –que López condujo durante varios años en Telefe– la nueva propuesta deja espacio para otro tipo de contenidos, en los que el anfitrión desarrolla su faceta de entrevistador cómplice y su veta actoral.
Cada emisión de “Antes que sea tarde” tiene un invitado especial, que se somete a una entrevista informal en la que, a través del humor, se descubren aspectos poco conocidos de su vida. Así puede aparecer Ricardo Darín hablando de cuando era vendedor de disyuntores o Ronnie Arias relatando el affaire que tuvo con una amiga de su madre cuando era un veinteañero. Es notable el trabajo de producción para conseguir imágenes de archivo poco conocidas del invitado de turno y que sorprenden tanto al televidente como al entrevistado. Se agradece, además, que el programa haya privilegiado a personalidades del mundo de la actuación y la animación, como Benjamín Vicuña, Andrea Politti y Nicolás Vázquez, en detrimento de las habituales figuras del star system de “ShowMatch” y aledaños.
El envío también propone dos desafíos en los que entran en juego la picardía y la improvisación. El primero se denomina “20 palabras” y consiste en que el reporteado llame a una persona conocida para mantener una conversación en la que deberá incluir, sin ser descubierto, una veintena de vocablos elegidos por la producción. Una idea sencilla pero que en pantalla rinde muchísimo.
Con el mismo espíritu lúdico “Antes que sea tarde” también tiene “La llamada”, un segmento en el que López y el panelista Carlos Sturze –o alguno de los invitados– deben entablar una conversación telefónica con individuos de distintas profesiones –investigadores privados, cerrajeros– y hacerles creer por dos minutos que son personas que enfrentan una situación embarazosa y que necesitan ayuda con urgencia.
El resto es más de lo mismo: imágenes de algún escándalo de la órbita chimentera, revisado con ironía por López Sturze y Amalia Granata; un par de movileros que hacen notas graciosas con una “chica bien” que descubre la noche de las botineras, un novel periodista que intenta llevar paz y armonía al ámbito futbolístico; y un breve resumen de lo que sucedió en la jornada televisiva.

 

2 comentarios de “El viejo truco de la broma telefónica”

  1. Me encanta , miro el programa todos los días.- Felicitaciones, hacía falta un programa distinto,Lopez, Zturze muy buenos, Amalia me encanta su carita hermosa y modales finos.-
    ´

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *