Restaurante / 4 de Abril de 2012

restaurante

Peruano de vanguardia

“La rosa náutica”. Alicia Moreau de Justo 246-256 (Puerto Madero). 4311-9889/4515-0186. Cocinas peruana y porteña. Abierto todos los días mediodía y noche. Tarjetas de crédito y débito. $ 250/300.

Por

El menú de la casa es amplio y expresivo de una combinación de recetas argentinas y peruanas, con algunos clásicos de otros horizontes, y una buena muestra de platos peruanos: ceviches, tiraditos, causas, makis, etc., y continúa con las creaciones de la casa, recetas de la pampa con entradas calientes y ensaladas, pastas y arroces, frutos del mar, “la resucitadora” (un buen chupe de camarones), los saltados y guisos de olla, la parrilla, una amplia barra de ceviches, los postres, mas un completo bar de tragos del mundo y vinos argentinos… en fin, que la oferta da para numerosas degustaciones.
El corazón de la casa es un personaje, el experto franco-suizo Thierry Mundler, reconocido por su experiencia de las cocinas de su tierra y el gusto de los porteños, quien desde hace bastantes años nos ilustra sobre las posibilidades de platos y copas, con la obertura de las “Ruedas de siempre”: chicharrones de calamar, ceviche frito, vieiras doradas al queso, langostinos en camisa o andinos, etc., que sigue con “Fresca bienvenida de Marina”, “Los tiraditos”, “ Las Causas”, “Makis”, a los que siguen variadas propuestas de la casa.
Sin embargo, los “piscos” parecen ser los productos más atractivos, en formato de copa pisquera o de botella, pero especialmente en los tradicionales “Pisco Sour” de la casa, a saber: tradicionales Fresa, Borgoña, Maracuyá, Arándano, Chicha, etc. mas la alternativa de los Pisco Sour Catedral, y los originales “chilcanos”. Lo cierto es que la inmersión en el tema implica el paseo por una cultura gastronómica y bebible interesante, como es la latinoamericana. Las diferencias entre los estilos se notan –muchas veces por los matices del sabor– por las variadas diferencias de orígenes. Sin embargo, la muestra ayuda a reconocer la personalidad de la cocina argentina en sus distintas facetas, por ejemplo la  porteña, que ha sabido hacer valer su personalidad, sin por eso dejar de incorporar muestras de otros horizontes nacionales e internacionales.
No deja de ser un acontecimiento la presentación de este restaurante, al menos su ribete sentimental y porteño, original y cariñoso. Dice así: “¡Gracias Buenos Aires…!, tierra del tango, de los aromáticos mates, de los asados y del buen fútbol…además, gracias por esa brisa que nos cautiva, esta Rosa, Limeña de corazón, que continúa marcando el rumbo de su travesía… llenando de colores, olores y sabores… y hoy busca restaurar esta tierra única, ofreciendo su experiencia plena de tradición…”.  Es la definición de un porteño de ley, y poeta por añadidura. Los reconocimientos históricos suelen ser algo retóricos, pero en este caso tiene algo de familiar y cariñoso y esperamos, como dice el refrán,“¡Por ciento veinte años!”. La gastronomía lo merece, en especial en momentos en que reconoce un rejuvenecimiento de la propuesta, respetando y reconociendo los aromas y sabores con tradición.

 

Comentarios de “Peruano de vanguardia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *