Restaurantes / 11 de mayo de 2012

restaurante

La gastronomía bonaerense

“La Vedette”. Av. Rivadavia 14208, Ramos Mejía. 4656-1144/0009. Abierto todo los días mediodía y noche. Reservas.
Principales tarjetas. $ 90/$100.

Por

Es evidente que en la gran extensión bonaerense vive una muy significativa población (mas o menos seis millones de habitantes) que, entre otras cosas, concurren a restaurantes y negocios similares, y como “para muestra basta un botón” (pero de buen nivel) fuimos a “La Vedette” ubicado en el corazón de Ramos Mejía, en un edificio de tres plantas apto para cobijar a 140 parroquianos, lo que no es poco. Cuando en el 2009 abrió sus puertas se inclinó por la parrilla, para derivar luego en un menú más complejo que, razonablemente, incluye la parrilla pero también un amplio abanico de propuestas clásicas y modernas.
La carta actual reúne variados extremos, comenzando por un tapeo de dos amplias propuestas, “frío” y “caliente”, de siete pasos cada una, que se sugiere encarar con una buena cerveza artesanal. Luego siguen alternativas como tablas de mar o de tierra (para compartir), salmón gravlax, carpaccio de salmón rosado, rabas a la marinera, etc., continuadas con pastas clásicas como los “rotolo”, los “spaghetti al nero di sepia”, o la especial “Perla negra” rellena con salmón rosado en salsa de camarones, seguida por una completa parrilla con delicados pinchos de mollejas con batatas, achuras y carnes y una interesante ensalada de rúcula y parmesano, para llegar a propuesta de alta cocina (lomo a las cuatro pimientas, roll crocante de ave, risotto de la huerta, ribs de cerdo, rack y rable de cordero, solomillo braseado en reducción de frutos rojos). Finalmente, puede cerrar la sesión con dulces, por ejemplo, trilogía de tiramisú, brownie de chocolate, volcán de dulce de leche, macedonia de frutas de estación, etc., y para terminar, un “champagne ghiacciato”.
El edificio en donde está instalado el restaurante consta de varias plantas, comenzando por el “Salón Barroco” en la planta baja, seguido del “Salón de la Opulencia” en el entrepiso, el “Salón Blanco” en el primer piso (con televisores enmarcados cerca de cada mesa) para terminar con el segundo piso con el “Salón de las Rosas”, homenaje a la mujer y a la vida y que culmina con el “patio de la abuela”, instalados con un cálido modernismo. Cada ambiente tiene su personalidad que permite diversos usos, desde reuniones empresariales a festejos tanto de adultos como de niños. También la cocina –capitaneada por el chef Patricio Cuello– tiene propuestas variadas, que ya se señalaron y varían ajustándose a las estaciones.

 

2 comentarios de “La gastronomía bonaerense”

  1. Que bueno! Yo fui la verdad que es un restaurant muy recomendable, la atención, la comida, la DECORACIÓN! todo hermoso, la verdad, es algo UNICO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *