Personajes / 18 de mayo de 2012

Federico Fernández (25)

“El Colón tiene que salir a la calle”

Es el más joven de los cuatro primeros bailarines del coliseo porteño. Disciplina y deslices, visitas a las catedrales, cultura y política.

Todavía hay muchísimas cosas que arreglar: tenemos tres salas de ensayo y están funcionando dos, necesitamos más maestros, más ensayistas y, sobre todo, más funciones

Tiene la fisonomía de los príncipes que aparecen en los cuentos de hadas, y la fantasía aumenta cuando lo vemos deslizarse en los pasillos, las salas o el escenario del imponente Teatro Colón. Su cuerpo “habla” y deja ver, aún en su andar corriente, las marcas de su profesión: haga lo que haga Federico Fernández jamás pierde la elegancia y, para todo, le sobra actitud. Es el primer bailarín más joven del Colón, y desde el 20 de mayo durante diez domingos presentará en el Teatro Konex “El cascanueces y las princesas encantadas”.
La melodía del piano de su madre inspiró sus primeros movimientos, cuando tenía 12 años. Rápidamente su vocación encontró cobijo en el núcleo familiar donde, desde su abuelo violinista, vienen pasándose un legado cultural. Dos años más tarde estaba en la compañía Sub 16 de Julio Bocca, le siguió la de Iñaki Urlezaga y el Teatro Argentino de la Plata, antes de consagrarse en el coliseo porteño. Ya con 10 años de carrera, danza con intensa pasión y rigurosa disciplina. Del punto justo de esta combinación brotan los pasos que erizan la piel del más impávido espectador.

Más información en la edición impresa de la Revista Noticias.

 

Comentarios de ““El Colón tiene que salir a la calle””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *