Sociedad / 24 de Mayo de 2012

Álvaro Uribe en Buenos Aires

El hombre sin miedo

Cómo piensa y vive el ex presidente colombiano a quien casi le estalla una bomba en Buenos Aires.

Por

Ni se inmutó. Cuando le informaron que habían desactivado una trampa explosiva en el segundo piso del Teatro Gran Rex en el que 24 horas después tenía programado presentarse como orador estrella, Álvaro Uribe no atinó a transmitir inseguridad, duda o flaqueza en la expresión de su rostro. Le ofrecieron cambiar la agenda, reforzar su seguridad, pero el ex presidente de Colombia se limitó a asentir con despreocupación. “Voy a continuar con  mis reuniones normales”, le contestó a uno de los responsables de la coordinación de su visita a la Argentina, quien le relató el momento a NOTICIAS. Y así siguió.

En cierto modo, actuar diferente hubiera sido sabotear el mensaje que el ex jefe de Estado pretende manifestar frente al mundo. Porque es precisamente esa la esencia de la coraza política que supo construir en torno a su figura: la del líder que, en dos mandatos sucesivos en la Casa de Nariño, no tuvo miedo de contraponer fuego al fuego de la guerrilla colombiana, la del estadista que sobrevivió a una lluvia de morteros el día de su asunción en el 2002 y que lideró la cacería más encarnizada contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y, quizás con menor ahínco por las vinculaciones que luego la Justicia colombiana probó de parte de su círculo íntimo –su propio primo, Mario Uribe– contra los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). No en vano, el capítulo reservado al caudillo del Norte en el “WOM Leadership Symposium” porteño llevaba el oneroso título de “La transformación de Colombia”.

Más información en la edición impresa de la revista

 

5 comentarios de “El hombre sin miedo”

  1. Uribe se merecía que el petardito ( Bomba de varios kilotones que desparraman los medios adictos a clarin ) se lo metiesen en el bolsillo trasero, por traidor y vendehumo

  2. MI ADMIRACIÓN A URIBE QUE NO SOLÓ A LUCHADO CONTRA LA FARC EN SU PAÍS Y LOS NARCO, SINO QUE SE ENCUENTRA RODEADO DE QUIENES LOS PROTEGEN . ACABO DE VENIR DE COLOMBIA, CREO QUE NO ME QUEDÓ UN COLOMBIANO QUE NO SEPA DE MI ADMIRACIÓN POR ESTE HOMBRE. EN ESTE SIGLO 21 NO ES FÁCIL SER VALIENTE.
    MIS DISCULPAS POR ACONTECIMIENTO OCURRIDO EN LA ARGENTINA.

  3. Gente, si el monopolio del uso de la violencia puede tener alguna justificacion, esa es precisamente la de la ventaja competitiva que puede tener en el uso que Uribe y Santos le van a dar para proteger la vida y la propiedad de los colombianos de las garras de Venezuela y de las FARC. Ese uso defensivo de la violencia, que Uribe y Santos mantuvieron en su lucha contra el narcotráfico, es precisamente lo que ha hecho que la popularidad de Uribe se mantenga en maximos historicos desde su llegada al poder. Se acuerdan del terrorista Reyes amigo de Chavez, ETA y de Bonafini? Algunos decian que a Reyes lo liquidaron en suelo ecuatoriano y que eso no puede considerarse un uso defensivo de la violencia. Chicos, en mi opinión lo que constituiría un uso ofensivo de la violencia sería la matanza de inosentes , que no se ha produsido, o el uso de los fondos publicos de los ecuatorianos y venezolanos para proteger a estos criminales que manchan de sangre al continente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *