Salud / 1 de junio de 2012

Nutrición

Bebés gordos: más riesgos

Contra todas las evidencias, muchos padres siguen creyendo que los rollos infantiles son saludables. Los trastornos del sobrepeso.

Por

Genética limitada. Los expertos argentinos concuerdan en que solo en un 5% de los casos los niños obesos lo son por factores hereditarios. El medio ambiente pesa.

Un bebé redondo, de mofletes bien rosados, rollitos por todo el cuerpo y pies como pancitos solían iluminar los ojos de una madre hasta hace unas tres décadas, y llenaba de orgullo al padre. A pesar de todo lo que ya se ha dicho y escrito sobre la obesidad infantil en los últimos años, la mayor parte de los padres y madres del mundo siguen pensando, hoy por hoy, que un bebé gordo es sinónimo de un bebé más saludable.
En un artículo publicado en la revista científica Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine (Archivos de medicina pediátrica y adolescente), investigadores de la Universidad de Maryland, en los Estados Unidos, revelan cuán engañadas están las madres en lo que refiere al peso de sus retoños. Los investigadores encuestaron a 281 mujeres con hijos de entre 12 y 32 meses y hallaron que la mayoría de esas madres tuvo dificultades para definir cuánto pesaban los niñitos. Las que más erraron fueron, justamente, las que tenían los hijos en estado de obesidad indudable.

Lo peor es que un 81,7% de ellas se manifestaron muy satisfechas con la complexión física de sus hijos, como si el cúmulo de tejido adiposo fuera una garantía de salud y buen trato.

Más información en la edición impresa de la revista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *