Televisión / 22 de junio de 2012

tv

¡Grande pá!

“El donante”. Martes a las 22.30 por Telefe. Con Rafael Ferro, María Alché, Carlos Belloso, Muriel Santa Ana y María Carámbula. Producido por Eyeworks Cuatro Cabezas. Dir.: Pablo Vásquez.

Por

En su primera incursión en la ficción a nivel local, la productora Eyeworks Cuatro Cabezas se animó a contar una historia diferente. Así que aquí no hay ni personajes con problemas psicológicos, ni mujeres que buscan el amor, ni relaciones fallidas. Sí hay una suerte de extraña familia que se va armando de forma accidental y totalmente atípica, a partir del descubrimiento del protagonista de que tiene 144 hijos de los que no conocía su existencia.

El personaje central de la historia es Bruno (Rafael Ferro), un ingeniero muy exitoso y sin descendencia, que lleva una vida retraída, ya que aún está muy afectado por la muerte de su esposa. Su principal sostén emocional es el matrimonio que conforman Eva (Muriel Santa Ana), dueña de una clínica de fertilidad, y Raúl (Carlos Belloso),  un aficionado a la marihuana que vive un poco a la sombra de su esposa.
Sin embargo, la tranquila existencia de Bruno da un giro de 180 grados al cumplir 45 años. Sucede que se le aparece Violeta (María Alché), una veinteañera rebelde y despreocupada que afirma ser su hija. Lo que pasa es que, en su juventud, el protagonista realizó donaciones en la clínica de Eva, para pagar sus estudios. Y, gracias a su aporte, nacieron 144 chicos. Abrumado por la novedad, movido por el terror que le produce protagonizar una tragedia digna de Edipo al no saber la identidad de sus vástagos, y empujado por la curiosa Violeta, Bruno se lanzará a la aventura de conocer a esos hijos accidentales y ayudarlos a encontrar su camino.

Como toda producción de Eyeworks Cuatro Cabezas que se precie de tal, “El donante” tiene una impecable factura visual, en la que por momentos parece haber cierta influencia del cine independiente argentino en la elección de planos y locaciones. Además, se suman elementos infográficos, inspirados en la estética de la web y en las redes sociales, que copan la pantalla en determinados momentos para hacer más ágil la narración.
Además, la propuesta cuenta con un elenco de figuras reconocidas pero que no tuvieron oportunidad de lucirse anteriormente en unitarios. Ferro encaja perfecto con el ingeniero de vida un poco aburrida, cuya existencia queda patas para arriba con la revelación de que fue padre 144 veces. Pero los que más se lucen son Alché, una encantadora Violeta que pone en juego su seducción y sus habilidades detectivescas para conseguir información de sus hermanos; Santa Ana, con su histérica y preocupada Eva; y Belloso, como el amigo que vive como un fracaso que sus años como donante no hayan arrojado ni un caso de éxito, debido a que su mujer tiró sus muestras de esperma para ser la única madre de sus hijos.
Imperdibles las extrañas pesadillas que tiene el personaje de Bruno al inicio de cada episodio de esta historia, que evita caer en los convencionalismos pero que no le huye a los enredos ni a los cruces azarosos entre personajes que desconocen quien es el otro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *