La Balanza / 29 de junio de 2012

Adrián Suar

Enloquecido con su hija Margarita, se queda mirándola por las noches mientras duerme. Baboso.

Enloquecido con su hija Margarita, se queda mirándola por las noches mientras duerme. Baboso.