Deportes / 6 de julio de 2012

Adelanto edición impresa

En plena crisis, el fútbol español sigue creciendo

Goles y deudas. Segundo triunfo consecutivo en la Eurocopa ayuda a digerir la el mal momento que viven los españoles.

Por

Y DALE ALEGRÍA A MI CORAZÓN. Festejos en el estadio, con la nobleza, en la calle. España está feliz. Por un rato, al menos.

Pepe Reina, el histriónico arquero suplente, acapara el micrófono, como en cada festejo, y lidera la fiesta española. A su lado, Andrés Iniesta, el “Cerebro” del equipo, saluda a las más de 35.000 almas que se agolpan en la plaza de las Cibeles, en Madrid, para recibir a sus héroes, tras conseguir la histórica triple corona.

La imagen ya es tan habitual en las retinas de los hinchas que muchos prefieren no asistir. Otros, en cambio, optan por aislarse un poco de un contexto económico colapsado y presencian la celebración roja. Al menos por un rato, por unos días, los fanáticos olvidan los pesares cotidianos.

La euforia esconde una realidad que abruma. Números que, por sí solos, asustan: 25% de desempleo, 500 puntos de riesgo país y la utópica meta del 5,3% de déficit trazada para el 2012 quedan en un segundo plano.

Parece una paradoja, pero España asiste a su Edad de Oro de fútbol, al tiempo que su economía se desmorona a un ritmo vertiginoso. Es la Biblia y el calefón. El pan y circo romano del nuevo siglo. Mientras cientos de miles de personas son lanzadas al abismo, el fútbol español vive su época dorada: dos títulos europeos consecutivos (2008 y 2012), con el intermedio del título mundial obtenido en Sudáfrica 2010. Galardones que, a esta altura, no logran huir de la ruinosa situación económica.

Más información en la edición impresa de la revista

 

Comentarios de “En plena crisis, el fútbol español sigue creciendo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *