Personajes / 6 de julio de 2012

Adelanto entrevista

Coti: “La fórmula no existe, ésto no es Coca-Cola”

Compuso “Color esperanza” y otros hits que popularizaron artistas latinos, y ahora les puso su voz en un disco. Música o dinero.

Hoy los cantautores tenemos la posibilidad de grabar nuestros discos sin la presión de tener que ser figuras pop, con mucha facha, y salir en películas de Hollywood.

Trazar alguna línea de similitudes entre Coti y Andrés Calamaro es algo que, a pesar de haber sido hecho miles de veces, parece imposible de evitar. No solo hay un extraordinario parecido físico entre ambos cantautores, o al menos entre Coti y aquel prolífico Salmón de fines de los `90.

También los une el hecho de haber creado con sus plumas, a puro hit radial, las bases de la canción rock/pop rioplatense de los últimos años. La diferencia es que Coti siempre se mantuvo a la sombra de sus creaciones. Con su nuevo disco, “Lo dije x boca de otro”, el autor de “Color esperanza” toma el desafío de reclamar lo que es de él: una colección de hits que fueron popularizados por cantantes como Paulina Rubio, Julieta Venegas, Enrique Iglesias y Diego Torres.

Noticias: “Color esperanza” fue un himno continental. ¿Se podría haber retirado después de eso?

Coti: ¿En el sentido económico? Sí. Pero con ese criterio ni Mick Jagger se tendría que subir a un escenario. Estaría 10.000 millones de veces más justificado que él lo hiciera. Evidentemente uno nació con una pasión que no es el dinero. Si a la primera de cambio te quedás en tu casa, es que mucho amor por la música no tenías. Lo que podes hacer es ser más selectivo.

NOTICIAS: ¿Elegir mejor qué cosas?

Coti: Cuando me fui a Madrid a grabar mi primer disco, me arriesgué a perder una carrera de compositor de éxito. Me estaban llamando de toda América. Yo no accedí a ser un productor estrella porque lo que me movía era hacer mi música, no el dinero.

NOTICIAS: ¿Qué siente cada vez que le da una canción suya a otro?

Coti: La canción sigue siendo tuya toda la vida, porque hay un registro que dice que es tu propiedad intelectual. Eso no se regala ni se vende. No hay una sensación de desprendimiento. Siempre valoré a los compositores de diferentes estilos. Yo sabía que a Discépolo le grababan todos.

Lea la entrevista completa en la edición impresa de la revista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *