Personajes / 13 de julio de 2012

Adelanto entrevista

Mariana Baggio: “Usan a los pibes para venderte cosas”

Música y compositora, su recital “Barcos y mariposas” atrae a chicos y grandes. Arte con arena, instrumentos con teteras y consumismo.

Vuelta de tuerca. Baggio y su grupo parten del respeto y la innovación para sorprender a los chicos.

Es roja, pelirroja, inesperadamente duende. Abre la puerta de su PH palermitano (sol por todos lados, hiedras por todos lados, instrumentos por todos lados, trepando por las paredes y por las escaleras) y saluda con una voz cantarina de ésas que anticipan la profesión. Mariana Baggio (“Como los jugos, pero nada que ver”, se presenta) es algo extraño: una artista que hace arte para chicos. Una música que estudió música desde chica, tuvo como maestro y mentor a Luis Pescetti (algo así como el Che Guevara de la música para chicos) y egresó del Conservatorio de Música Popular de Avellaneda. Pero –y antes de todo eso– Baggio es una convencida de que hacer cosas para los gurrumines no implica tratarlos como idiotas, ni como analfabetos musicales.

Hay en todas sus músicas –que son rondas con aires de chamamé, de candombe y de cualquier otra cosa que invite a mover los pies- un trabajo sobre el sonido que encanta a oídos de cualquier tamaño. Hay cellos mezclados con triángulos, cajones peruanos, imposibles instrumentos fabricados con semillas o latas de dulce de membrillo, y sumado, arreglos que son cualquier cosa menos previsibles. Y, como su música, también el público se torna variopinto. “A veces los padres me cuentan que ponen alguno de los discos para escucharlos ellos, aunque los chicos no estén”, dice, y sirve una taza de té.

Noticias: ¿Y eso a qué lo atribuye?

Baggio: Me parece que hay algo en el respeto y en el cuidado con el que están hechas las cosas, que se nota y se agradece. Yo era música antes de hacer cosas para chicos, y todos los que forman el grupo son músicos.

NOTICIAS: ¿Cómo definiría lo que están presentando en el Picadero?

Baggio: El recital “Barcos y mariposas” es un espectáculo para niños, porque fue pensado para ellos y tiene un lenguaje que es el suyo. Pero tiene un nivel de cuidado en los arreglos y en la calidad de los músicos para nada “infantil”. Entonces, todos se van felices. No es que están los papás acompañando a los nenes.

NOTICIAS: Lo de “Barcos y mariposas”, ¿por qué es?

Baggio: Por los viajes, y lo que sucede en los viajes, y lo mucho que hemos tenido la suerte de viajar. A eso de los veintipico, con Gabriel, mi marido, todavía no teníamos chicos y los viajes eran casi de mochileros. Recorrimos Latinoamérica buscando músicas, ritmos y repertorios. Todos los instrumentos que tenemos en casa vinieron de esos viajes. Estuvimos en Colombia, en Cuba…

NOTICIAS: ¿Sabía que Walt Disney fue a Cuba a grabar a los músicos callejeros?

Baggio: ¡Y lo mismo nos pasó a nosotros! íbamos por la calle y no parábamos de sorprendernos porque cualquier chiruzo con dos latitas tocaba que era una maravilla. Y lo mismo en Uruguay, con su murga y su candombe, y de México, que tiene lo suyo. De cada lugar fuimos absorbiendo cosas, por eso el primer disco (“Barcos y mariposas I”, que ya tiene once años) tiene muchas cosas de ese recorrido. Muchos de los viajes fueron en barco, en Colombia las mariposas son increíbles y también fueron marcando el camino.

Lea la entrevista completa en la edición impresa de la revista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *