Televisión / 20 de Julio de 2012

Tv

Una apuesta a la emoción

“Todo es posible”. Entretenimientos. Domingos a las 21 por Telefe. Conducción: Julián Weich. Colaboración: Natalie Pérez.
Dirección: Eugenio Gorkin.

Por

En tiempos de guerras de vedettes que cantan y bailan y reality shows en los que vale todo, Julián Weich busca promover otro tipo de valores en “Todo es posible”. El ciclo es una vuelta a las raíces del animador, tras casi diez años dedicado a programas que apelaron a la codicia o a la viveza de sus participantes, como  “Trato hecho”, “X el resto de tu vida” y “Justo a tiempo”.
Con numerosos puntos de contacto con el recordado “Sorpresa y ½”, Weich presenta un formato que combina condimentos de ciclos de entretenimientos con otros más cercanos al talk show, del estilo de “Gente que busca gente”. Y busca resaltar valores positivos y premiar la solidaridad, con la emoción a flor de piel. Del lado de los juegos hay un desafío de preguntas y respuestas con los participantes de la tribuna, que no aporta demasiada novedad, y otro en el que dos contendientes deben gastar 1.000 pesos haciendo regalos a desconocidos en la vía pública, haciendo feliz a la mayor cantidad de gente posible.
En cuanto al costado emotivo, hay una “Cadena de favores” que propone un reencuentro entre personas que vivieron un momento de extrema necesidad y quienes los ayudaron sin buscar nada a cambio, y “El mejor día de tu vida”, una cámara oculta en la que una persona –postulada por demostrar cotidianamente su amor por el prójimo– es homenajeado con un sinfín de pequeñas recompensas. Se destaca el trabajo de producción para seleccionar a los entrañables personajes de estos segmentos y la impecable logística para sorprenderlos en vivo.

 

Comentarios de “Una apuesta a la emoción”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *