Personajes / 23 de julio de 2012

Pablo Reinoso (57)

“Lo comercial nunca interfirió con mi arte”

Escultor y diseñador de obras con toques surrealistas, es argentino, vive en París y colabora con el grupo LVMH. Herejías artísticas.

"Lo que es agradable de vender es la obra más monumental, porque de todos modos no me la podría quedar, y al pasar a un espacio público termina perteneciéndonos a varios."

En el discurso de los artistas suele haber un cierto despiste y un tinte algo delirante, como si no tuvieran los pies en la tierra por completo. Pablo Reinoso, en cambio, es simple y concreto, habla como un hombre de negocios pero denota una pasión constante y una vocación muy clara. Probablemente ese equilibrio le facilitó el puesto de director de Arte de Givenchy en París y la colaboración con Kenzo y otras marcas del poderoso grupo Louis Vuitton Möet Hennesy (LVMH).

Dentro de ese marco participó en la última edición de ArteBA: Chandon le encargó a Reinoso dar la bienvenida al “Barrio joven” de la muestra, y lo hizo en su espectacular y ya característico modo: colgando del techo una enorme nube de acero reflectante y colocando en el piso unos extensos colchones que permitían recostarse para disfrutarla mejor. “Quise crear algo que literalmente acogiera y envolviera a los visitantes”, apunta, remitiéndose a la búsqueda de función, uno de los rasgos más particulares de su estilo.
Instalado en París desde sus 23 años, vive con su mujer Victoria y sus hijos Matías y Rodrigo. Expuso en América, Europa y Asia, y el Malba exhibe una de sus obras (“Enredamaderas”), un banco de plaza que termina en firuletes, como si fueran spaguettis de madera: un buen exponente de su veta surrealista.

Noticias: ¿Cómo ve al segmento joven en el arte argentino?

Pablo Reinoso: Igual que lo veo hace un tiempo en Europa: en ebullición. Argentina ya tiene muchos artistas que son partícipes del cronograma mundial. Suelo estar muy atento para ver qué y quién se viene y si puedo dar una mano.

Más información en la edición impresa de la revista

 

Comentarios de ““Lo comercial nunca interfirió con mi arte””

  1. Buenísimo lo del Malba, muy creativo, estuve largo rato mirando esta obra tan rara y hermosa. Excelente gracias por dejarnos algo de increible creatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *