Música / 3 de Agosto de 2012

musica

Jazzero, clásico y latino

Paquito D’Rivera tocó con su sexteto en el imponente auditorio Juan Victoria de San Juan, en el ciclo del Mozarteum. Lo ovacionaron de pie.

Por

Afortunadamente, cada vez se hace más difícil ser estricto en las caracterizaciones y en los rótulos y eso que la industria denominó “crossover” es cada vez más habitual. Por una suma de motivos la música clásica atraviesa por dificultades a la hora de encontrar novedades y buen acercamiento con el público. Y es muy común encontrar a músicos de diferentes géneros populares haciendo parte de los ciclos antes reservados exclusivamente a lo académico.

Tal fue el caso del cubano/norteamericano Paquito D’Rivera tocando al frente de su sexteto dentro del abono del Mozarteum; el gran saxofonista y clarinetista llegó a San Juan sin pasar por Buenos Aires, con  su sexteto multinacional, que integran el percusionista de Curaçao Pernell Saturnino, el trompetista y trombonista argentino Diego Urcola, el bajista peruano Oscar Stagnaro y los norteamericanos Alex Brown (piano) y Mark Walter (batería).

Consciente del lugar en el que estaba tocando, Paquito protagonizó un concierto brillante que dividió en dos partes bien diferenciadas. En la primera recreó, con sus arreglos en formato de jazz latino, a Chopin, Bach, Mozart y Betthoven, bromeando con que estos grandes creadores habían nacido respectivamente en Brasil, Cuba, Nueva Orleáns y Perú. Y agregó un par de obras propias: una dedicada a su compatriota Ernesto Lecuona –de lo mejor, en dúo de clarinete y piano– y su “Suite panamericana”, que tuvo a su esposa, la soprano puertorriqueña Brenda Feliciano, como cantante y recitante.

La segunda parte estuvo dedicada a Astor Piazzolla. Con arreglos cercanos al jazz, interpretó “Adiós Nonino”, “Oblivion”, “Libertango” o el muy interesante “Blues for Astor”. Y el público sanjuanino, habitué de otras músicas,no solo no se molestó con el cambio sino que lo celebró aplaudiendo de pie, como si fuera un concierto pop para jóvenes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *