Editorial / 6 de agosto de 2012

Es el relato, estúpido

Cristina se puso al frente de la “cadena nacional de la buena onda”. Evita hablar del cepo cambiario, la inflación, la adormecida actividad comercial y lo reemplaza por “soberanía” y “desendeudamiento”.

Cristinomics. La presidenta hace magia para comunicar buena onda.

En sus últimas cadenas nacionales, la Presidenta habló mucho de Economía. Pero no del paralizante cepo cambiario, ni de la inflación, ni de la adormecida actividad comercial. No: sus conceptos claves son “soberanía” y “desendeudamiento”. Y el hito histórico para apuntalarlos es la tan anunciada cancelación de la última cuota del Boden 2012.

Como suele pasar con el relato oficial, conviene ir más allá de las palabras para entender el verdadero significado de los números K. Aunque Cristina Fernández publicitó el gesto –recomendable, por cierto– de cumplir con el pago completo de los bonos como un enorme acto de justicia para las víctimas del “corralito”, en realidad, solo el 21% de los acreedores de esta última cuota del Boden 2012 son ahorristas argentinos. Buena parte de ellos revendieron sus bonos a precios muy por debajo de su valor nominal, casi “de remate”. Y fueron adquiridos por bancos y fondos extranjeros.

A pesar de la euforia oficial, no puede olvidarse que el Boden 2012 fue el bono preferido para fugar divisas del país: se fueron 80.000 millones de dólares desde que asumió Cristina Fernández en el 2007, a través del llamado “contado con liqui”.

Según los propios números oficiales –que el economista Miguel Kigel descifra en la sección Economía a pedido de NOTICIAS–, lejos de disminuir, la deuda pública sigue creciendo. Y, en lugar de pesificarse, cada vez aumenta más el endeudamiento en moneda extranjera. A pesar de esto, el Gobierno insiste en que hay “desendeudamiento”.

El argumento es que el Gobierno fue cancelando los vencimientos de la deuda tomando prestadas reservas del BCRA, fondos del Banco Nación, la ANSeS y otros instituciones. O sea, califica de “desendeudamiento” al reemplazo de deuda con acreedores privados y organismos internacionales por organismos públicos, como si a la ANSeS no hubiera que pagarle, en término y a tasas razonables. Pero esos detalles le ponen mala onda a la cadena nacional. Y el show, se sabe, debe seguir.

 

3 comentarios de “Es el relato, estúpido”

  1. La salida de ROCA DE LOS BILLETES implica el día de MAÑANA INTERNACIONALIZAR LA PATAGONIA para posibilitarle a los BRITANICOS una mejor vía a la ANTARTIDA.
    Si este hombre era genocida ARGENTINA ha conquistado la PATAGONIA A BASE DE GENOCIDIO.
    LUEGO QUE SE PRODUZCA ABUNDARAN LOS JAURETCHES CRITICANDO EL EVENTO.

  2. Pero me parece que esta mujer estaba recolectando dólares a lo loco para pagar servicios de deuda.
    Por lo menos desde el exterior se hablaba que tenía que pagar en forma urgente los servicios de la deuda de títulos de tenencia privada.
    Una secretaría de estado hace loby para el pago puntual de dichos servicios.
    Incluso si no los paga la amenazan con sacarnos del grupo de los veinte.
    Que le vamos a hacer VIVIMOS A ENGAÑOS TRAS ENGAÑOS.
    USUREROS DE AFUERA y ladrones adentro.Cobran bien el gobierno de un país como éste.

  3. Estaría bien que pongan un link a esos datos de Miguel Kigel que mencionan, porque traté de encontrarlos y no pude, gracias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *