Libros / 10 de agosto de 2012

libro

Las realidades y los formatos

Los textos recogidos aquí tienen su origen en “El erizo”, una página de internet dedicada al periodismo. Desfilan firmas y zonas totalmente distintas del planeta. Plantea algunas convicciones sobre este momento de transición del periodismo, a cargo de Gabriel Pasquini y Robert S. Boynton. Este último plantea necesidades, como contabilizar de modo distinto de quien […]

Por

Los textos recogidos aquí tienen su origen en “El erizo”, una página de internet dedicada al periodismo. Desfilan firmas y zonas totalmente distintas del planeta. Plantea algunas convicciones sobre este momento de transición del periodismo, a cargo de Gabriel Pasquini y Robert S. Boynton. Este último plantea necesidades, como contabilizar de modo distinto de quien entra por unos minutos a una página, y quien se queda más de quince. Pronostica que el futuro estará entre lo muy corto y lo muy largo, sin nada en el medio. Entre ambos ofrecen un buen conjunto de ideas sobre el tema, con más experiencia que teorías abstractas.

Es curioso comprobar las ideas de Boynton en los textos incluidos. El panorama es muy extenso, desde la “primavera árabe” o una prisión siria con datos de primera línea, por Jon Lee Anderson y Dorothy Parvaz, pasando por una postal negra de Managua de Sergio Ramírez, hasta un ensayo complejo sobre la muerte y el mito de Roque Dalton, por Miguel Huezo Mixco.

Todos esos textos avanzan mucho más allá de lo que suelen permitir las noticias de agencia o los diarios instalados (cada vez más acosados por su negativa a cambiar, como afirma Pasquini). Por su brevedad, se salvan de cierta solemnidad u ombliguismo de la llamada “crónica”, que ya cuenta con sus estrellas y vicios propios. Las afirmaciones de Boynton sobre las extensiones o formatos quedan demostrados en un par de notas. El libro abre la cabeza a distintas realidades, que exigen distintas maneras de aproximación. Opera como una antología de enfoques diversificados, apartándose de la seguridad del viejo periodismo tanto como de los excesos del llamado nuevo periodismo, o la crónica extensa.

 

Comentarios de “Las realidades y los formatos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *