Clásica / 16 de Agosto de 2012

clasica

De talibanes y aeropuertos

“El rapto en el serrallo”, de Wolfgang Amadeus Mozart. Con Marisú Pavón, Iván Maier, Patricio Oliveira, Constanza Castillo y elenco. Régie: Pablo Maritano. Dirección: Pedro-Pablo Prudencio. Buenos Aires Lírica. Teatro Avenida.

Por

Con “El rapto en el serrallo”, Mozart se sumó a una moda bastante difundida en su tiempo, caracterizada por el empleo de temáticas relacionadas con la cultura turca en las obras de teatro musical.

Pasaron más de dos siglos desde el estreno de esta ópera y las tradiciones de Medio Oriente siguen despertando curiosidad y fascinación en Occidente. Por eso, la idea de Pablo Maritano, responsable de la puesta que se ofrece en el Avenida, de acercar la trama a la época en que vivimos resulta más que atinada. Con un impecable diseño de escenografía de Andrea Mercado, la acción aparece situada en un aeropuerto, y los jenízaros del libreto original se convierten aquí en talibanes que mantienen cautivos a los protagonistas.

Para que esos cambios tuvieran coherencia, el dramaturgo Gonzalo Demaría introdujo en el texto diversas modificaciones que le sientan muy bien a la obra, en especial porque se trata de un “singspiel”, en el que se alternan momentos musicales y diálogos hablados. Esos mismos parlamentos que, en circunstancias habituales, pueden resultar tediosos, se convirtieron en pasajes chispeantes y ocurrentes. Con el aporte de Maritano y su equipo, la obra cumple así con su objetivo de divertir y sorprender sin traicionar su espíritu original.

En el plano musical, el director Pedro-Pablo Prudencio logró un sonido pulcro de la orquesta, aunque no pudo evitar algunas entradas a destiempo de los cantantes. La soprano Marisú Pavón fue una Konstanze estupenda y el tenor Iván Maier le aportó refinamiento y musicalidad a su Belmonte. Patricio Oliveira derrochó simpatía como Pedrillo, y tanto Constanza Castillo como Harry Peeters estuvieron a la altura de las exigencias de sus partes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *