Personajes / 7 de septiembre de 2012

Luis Alberto Scalella (58)

“Aparte del 3D, hay que tener buenas historias”

Empresario y productor cinematográfico, preside Argentina Sono Films y es respetado a nivel internacional. El INCAA e inversiones.

"El 40% de los estudiantes de cine del mundo están en la Argentina. Es una locura. Afuera me preguntan de qué van a trabajar todos estos chicos. Seguramente de otra cosa".

Hombre de cine. Así se podría calificar a Luis Alberto Scalella, el actual presidente de la mítica productora Argentina Sono Films, que estrenó el mes pasado “Atraco”, en coproducción con España y con Guillermo Francella y Nicolás Cabré, y ahora va por la gran apuesta del año, la primera película nacional filmada íntegramente en 3D: “La pelea de mi vida”, con Mariano Martínez y Federico Amador.

Las paredes de la compañía están cubiertas por afiches promocionales de films históricos como “La cigarra no es un bicho” o “Los muchachos de antes no usaban gomina”, y otros más contemporáneos como “La furia” o “Papá se volvió loco”. Hijo de otro hombre de cine, Luis Scalella, amante de la equitación, separado y padre de Verónica (36) –abogada–, y Luis (32) –economista–, Luis Alberto no solo se dedicó a la producción, también representa a la industria del cine: preside hace ocho años la FIAPF (Federación Internacional de Asociación de Productores de Films) que, entre otras cosas, regula los festivales de cine oficiales del mundo. Es el primer latinoamericano en ocupar ese puesto y, como tal, asistirá al próximo Festival de San Sebastián.

Noticias: ¿Cómo llegó a ser presidente de la FIAPF?

Luis Alberto Scalella: La Asociación General de Productores de la Argentina es miembro permanente de la FIAPF y hay un representante por país. Primero fui delegado de la Argentina, después vicepresidente para el área de América Latina y, cuando el presidente general estaba por cumplir su mandato, los americanos ya estaban proponiendo un candidato propio y me lo ofrecieron a mí como representante del continente. Fui vicepresidente primero de la federación y al año siguiente, me votaron para presidente por unanimidad; ya me renovaron el cargo dos veces.

Noticias: ¿Qué significa esto para nuestra cinematografía?

Scalella: Te voy a decir dos cosas: está bueno que haya un poco de aire fresco dentro de la FIAPF, porque desde su creación en 1933 todos los presidentes fueron europeos. Y entre los estadounidenses y los europeos, una tercera posición quedó bien, porque no fue ni para un lado ni para el otro. Por otra parte, es un reconocimiento al cine argentino, a nuestra participación en todos los foros internacionales –tanto de exhibición como de producción–, a las grandes películas que han sido un éxito en el mundo últimamente, desde “Nueve reinas” o “El hijo de la novia” hasta el “El secreto de sus ojos”. Es un reconocimiento contundente y desde hace mucho tiempo, porque fue en la Argentina donde se hizo la primera película sonora de América latina, “Tango”, con Tita Merello, y donde filmamos la primera película latinoamericana en 3D: “La pelea de mi vida”, con la misma tecnología con la que se filma en Hollywood.

Noticias: ¿Cree que el 3D es una moda?

Scalella: Creo que es un sistema que proporciona una sensación diferente del espectador. Cuando se aburra de esto, va a necesitar que le cuenten un cuento dentro de ese sistema. Es igual a cuando llegó el sonido, el cine en color o el cinemascope. Solo porque sí, no funcionan. Por eso en “La pelea de mi vida” hicimos una historia muy emotiva, dos padres disputándose el amor de un hijo, que para uno es biológico y para el otro es adoptivo.

Más información en la edición impresa de la revista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *