Política / 20 de Septiembre de 2012

Sin NOTICIAS sería más fácil

Este gobierno y los anteriores hubieran preferido que esta revista no existiera: prueba de que el autoritarismo no tiene género.

Se puede analizar el efecto erotizante del poder y la relación entre el líder y la masa? ¿Es posible reflexionar sobre lo que las teorías psicopolíticas de todas las épocas describieron sobre el goce del poder? La respuesta es no. Aquí y ahora en la Argentina no se puede.

A no ser que se esté preparado para recibir el repudio generalizado del aparato comunicacional, social y político del Gobierno, y también la crítica dura de muchos opositores. (El kirchnerismo celebra este atemorizado seguidismo opositor, sin comprender que una oposición menos domesticada les haría bien a todos).

Es una particularidad histórica de NOTICIAS: a veces resulta tan políticamente incorrecta que logra unir en su contra a quienes jamás soñarían con compartir un enemigo. Esta vez, haciendo una transferencia de su propia subestimación de la mujer, su pacatería y sus pensamientos más retrógrados.

“El goce de Cristina”, la tapa de la edición anterior, volvió a provocar eso. La nota de Alejandra Daiha demostraba que, nueve años después, podía haber un acercamiento al fenómeno de CFK desde otro ángulo. Aprovechando ideas de pensadores como Zizek, Freud, Sarlo, Lachaud y Baudrillard, entre otros, realizó un profundo ensayo sobre las motivaciones menos obvias de un liderazgo político.

La nota resulta tan lúcida y apasionante, que llego a sospechar que la mayoría de los que la critican, no la leyó. Esto sería grave, sobre todo cuando se trata de periodistas, intelectuales o legisladores, que deberían mantener cierta apariencia mínima de rigurosidad.

Pero pese a los que dicen que el peor enemigo de la verdad no es la mentira, sino la estupidez; creo que sí hay algo peor que prejuzgar o no entender lo que se lee. Es la voluntad punitiva de quienes sí saben que la nota de NOTICIAS no tuvo nada que ver con misoginia, machismo o desprecio por la investidura presidencial, pero de todos modos utilizan el aparato de propaganda oficialista para castigar a una revista que cree que el autoritarismo no es diferente si quien lo ejerce es hombre o mujer. El autoritarismo es solo autoritarismo.

En veintitrés años de vida, no es la primera vez que NOTICIAS se puso en la mira del poder. Fue un medio hecho por “delincuentes”, según Menem. “Idiotas útiles del narcotráfico”, para Cavallo. Una “bazofia” para De la Rúa, que “vende sus tapas”, según Duhalde. Fue “extorsionadora” para Kirchner y es “Malicias” para Macri. Sus periodistas fueron investigados por “tráfico de estupefacientes” y por “planear un atentado” en una entidad judía. Y por sus dudosos antecedentes, el kirchnerismo decidió directamente prohibirles la entrada a la Casa Rosada.

Le faltaba que el Senado la repudiara, que Diputados debata lo mismo y que se pretenda impedir su circulación. Pero eso sucedió esta semana.

Menemistas, aliancistas, macristas, kirchneristas, se sentirían más tranquilos si NOTICIAS no existiera. Sus intentos por lograrlo no dejan de ser bienvenidos para un medio independiente que siempre pretendió incomodarlos.

Sin embargo, no es esa la independencia más compleja. Tampoco la de los anunciantes, que al ser muchos y privados, no poseen capacidad de lobby para influir en los contenidos.

La independencia más difícil es con los lectores. ¿Hay opiniones que se deben silenciar para no contradecir lo que ellos piensan? La respuesta es otra pregunta: ¿para qué serviría el esfuerzo por la independencia política y económica, si al final del recorrido se decidiera que es mejor no publicar algo por miedo a incomodar a los lectores?
NOTICIAS es contracíclica y antidemagógica, y en cuestión de ideas intenta ser provocativa. No como transgresión boba, sino como generadora de debates y despertador de conciencias. Creemos, queremos creer, que la eterna lealtad de los lectores obedece también a no ser obsecuentes ni siquiera con ellos.

Hoy es así. La Presidenta puede apretar a medios de comunicación; condenar a periodistas, empresarios y opositores sin juicio previo; usar la AFIP para callar a los críticos; discriminar con la distribución de la publicidad oficial e incumplir el fallo de la Corte Suprema que le ordena lo contrario; presionar a gobernadores retaceando fondos públicos; abusar de la cadena nacional; no responder jamás las preguntas sobre su gestión; burlarse de sus propios funcionarios; enriquecerse sin dar explicaciones. La Presidenta puede. Pero NOTICIAS no puede analizar los motivos de su goce cuando derrama semejante poder sobre todos y todas. No puede, pero lo va a seguir haciendo.

*Ex director de NOTICIAS y autor de “Noticias bajo fuego” (Ed. Planeta).

 

6 comentarios de “Sin NOTICIAS sería más fácil”

  1. OTRO CAGOOOOOOONNNNNNN GONZALEZ; COMO TU JEFE,PORQUE AYER RICARDITO GARCIA,NO ESTUVO EN LAS COLUMNAS DE PERFIL,SOBRE tu ARTICULO PESIMOOOO,TONTO,PESIMO,VOS SOS PERIODISTA,PARA ESCRIBIR SEMEJANTE HUEVADA

  2. se quieren hacer los modernos Catilina, empleando los modestos métodos de león ferrari: juntan 50 fanáticos boludos que los critican, se rasgan las vestiduras de la libertad de expresión y agotan la tirada… (porque, en nombre de la libertad, unos manguitos más no nos vienen nada mal) un recurso más obvio que las paleas del programa de Tinelli.
    ¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra paciencia?

  3. Muchachos de Noticias:los leo y me simpatizan. Pero publicar los del video erotico de la presidente ha sido de pesimo gusto. Lo siento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *