Restaurantes / 21 de Septiembre de 2012

resto

Aniversario de luxe

“Le Sud”. Hotel Sofitel. Arroyo 841. 4131-0131. Cocina francesa/de autor. Todos los días de 12 a 15 y de 20 al cierre. Reservas. Principales tarjetas. Menú degustación “10 Años Magnifique”: $ 580.

Por

Hay rincones de Buenos Aires donde uno sigue sintiéndose en “la París de Latinoamérica” y, entre ellos, la calle Arroyo es uno de los más emblemáticos y el lugar ideal para que la cadena francesa de hoteles Sofitel abriera su primera sucursal en la Argentina, allá por el año 2002. Junto con el hotel nació “Le Sud”, su restaurante de “haute cuisine”, por el cual pasaron diversos chefs hasta que, en el 2009, llegó para quedarse Olivier Falchi. Oriundo de Auch, en el Sur de Francia, Falchi vino a la Argentina convocado por el legendario Jean Paul Bondoux, junto a quien trabajó varios años, hasta que conquistó un espacio por mérito propio.

Recientemente, “Le Sud” celebró su décimo cumpleaños con una remodelación de lujo. Muebles de madera oscura lustrada, grandes espejos con marcos de plata y pisos de mármol Boticcino, aportan al salón un aire de sofisticación clásico al que se le suman detalles actuales, como los uniformes del personal, resideñados para el aniversario por Vero Ivaldi. La iluminación, la música, las rosas rojas en las mesas y los refinados sabores del menú aniversario lo convierten en un escenario ideal para una cena íntima.
La cocina de Falchi propone una combinación de ingredientes y preparaciones típicos de la cocina francesa, con productos tradicionales de esta parte del mundo. Con este concepto creó el menú “Diez Años Magnifique”, una degustación en cuatro pasos maridados con sus vinos. El primer paso incluye una empanadita de foie gras y manzanas caramelizadas, una mousse de humita y una degustación de aceites de oliva y quesos marinados, más un chipá, el más fino que comerá en su vida, y un pan a la parrilla. El segundo paso son los platos calientes: foie gras caliente con tatin de frutas de estación y crocante de pan de especias, merluza negra a la leña y trufa en velouté de ostras frescas, fondue de puerros y avellanas; y medallón de lomo de Kobe con mousseline de papas al aceite de oliva, huevos cremosos y coulis de lechuga.

Hacemos una pausa para contarle que las porciones son de degustación, es decir, pequeñas, pero en la variedad, y en este caso en el detalle, está el gusto. La calidad de las materias primas, la combinación de sabores y detalles aún más básicos pero cruciales, como el uso de la sal que hace Falchi, realzando los sabores de modo perfecto, son lo que hacen de esta una auténtica experiencia gourmet. Se suman, además, detalles del servicio, como un sommelier experto que sugiere el espumante o el vino que mejor acompañe los sabores propuestos y la presentación, antes de comer el Kobe, de un juego de cuchillos para carne, con filos y mangos variados, para elección del comensal. El menú termina con un brie a la trufa negra en hoja de parra de prepostre y un postre, mousse de chocolate y praliné, corazón de peras confitadas y especias.
Si le gustó la comida, puede llevarse de recuerdo el libro de Falchi, “La cuisine D’Olivier”, con las recetas de su vida, desde su infancia hasta el presente, un festín de cocina francesa.

 

Comentarios de “Aniversario de luxe”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *