Música / 21 de Septiembre de 2012

música

En la boca y los pies de todos

Con muy buena aceptación y con un futuro promisorio, se hizo en Comodoro Rivadavia el “II Encuentro Federal de Tango”.

Por

La idea nació de la Secretaría de Cultura de la Nación, que lanzó su Plan de Promoción del Tango. Y coincidió con una sana obsesión del director de artes, el músico José Luis Castiñeira de Dios, que cree que “el tango no sirve para nada, salvo para ser argentino”, entonces debe ser apoyado, difundido, expandido en todo el territorio.
Con ese objetivo, se realizó el pasado fin de semana en Comodoro Rivadavia el “II Encuentro Federal de Tango”. Las provincias participantes pusieron los pasajes para sus bailarines y cantantes. El municipio tuvo una fuerte responsabilidad en la logística. Y la Nación hizo el mayor aporte económico con los alojamientos, las comidas, los traslados internos y los cachets de los artistas conocidos. Con esa conjunción, entre el 14 y el 16 de septiembre se vivió una muy intensa actividad que incluyó clases, charlas, reportajes públicos, una milonga nocturna y una serie de conciertos y espectáculos en el muy bonito teatro Español, que compartieron consagrados y noveles.

El violín, la guitarra, el contrabajo, el piano y el bandoneón en el género, los estilos orquestales, la producción de discos y espectáculos, la relación entre el tango y el cine, fueron algunas de las temáticas tratadas. Sin embargo, la atención mayor de la población local estuvo en las tres noches del teatro. En la primera, se vio una controversial puesta de Carlos Palacios de la operita “María de Buenos Aires” de Piazzolla-Ferrer, con Guillermo Fernández y Alicia Vignola sobresalientes en las voces, con el actor Gerardo Baamonde como un clownesco relator, con una orquesta de lujo dirigida por el pianista Cristian Zárate y la participación de bailarines de diferentes lugares del país. Las noches del sábado y del domingo fueron de música y danza: un quinteto dirigido por José Colangelo –con la destacada participación de Pablo Agri en violín, Daniel Falasca en contrabajo, Pablo Mainetti en bandoneón y César Angeleri en guitarra– fue el sostén para las voces de Gabriela Rey, Jesús Hidalgo, Lidia Borda, otra vez Guillermo Fernández y una larga serie de cantantes. También la danza tuvo su celebración con las parejas que viajaron para la ocasión, apoyadas por las reconocidas Johana Copes y Mora Godoy. Por otro lado, Osvaldo Piro y el octogenario cantor Alberto Podestá fueron de los más ovacionados.

 

Comentarios de “En la boca y los pies de todos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *