Política / 26 de octubre de 2012

El 7D

Todos le temen a Lorenzetti

El Gobierno desconfía del presidente de la Corte. También Clarín. Su sueño presidencial.

Por

Cristina y Lorenzetti encabezaron un acto el martes 23. Él denunció presiones por el 7D.

Ricardo Lorenzetti maniobra en un terreno delicado. Todavía no dio ninguna señal clara que permita vislumbrar cuál es su posición con respecto a la Ley de Medios. “El que diga que sabe cómo va a actuar Lorenzetti, miente”, resumen en su entorno. La estrategia genera mal humor y resquemores tanto en el Gobierno como en el Grupo Clarín. Los dos sectores en pugna necesitan seguridades que Lorenzetti no les da. El Gobierno reacciona con enojo. En Clarín hay un clima de intranquilidad. Ambos lo cortejan y lo presionan. El juez apela a la característica que más lo define: la prudencia extrema.

El arte del equilibrio. Se siente cómodo apaciguando ánimos de un lado y del otro. Cree que es un papel que le sienta bien. El zigzagueo del presidente del máximo tribunal es bastante palpable. La relación con el Gobierno es mala, pero no está rota. Lorenzetti se reúne habitualmente con Cristina y los encuentros se mantienen, la mayoría de las veces, bajo un cuidado y estricto hermetismo. Incluso, encabezaron juntos el acto por el bicentenario de la sanción de la Ley Sáenz Peña.

Con Clarín la situación es igual de contradictoria. En lo discursivo, el juez parece estar cerca del Grupo y, en cada declaración pública, denuncia las “presiones” o “persecuciones” que sufre la Justicia, en clara referencia al Gobierno, pero sin nombrarlo de manera explícita. Sin embargo, el famoso y fatídico 7D es una construcción de la Corte, y no del kirchnerismo. Sea cual fuere la interpretación sobre los plazos que vendrán luego del 7 de diciembre, lo cierto es que el máximo tribunal derribó la principal estrategia de Clarín. El Grupo apuntaba a dilatar la resolución de fondo hasta después del 2015. Con la fecha de vencimiento que la Corte Suprema le colocó a la medida cautelar solicitada por Clarín, le cerró la ventana al multimedios y lo obligó a rearmar su estrategia con más premura de la que le hubiera gustado.

En la interna de la Corte, todos ubican a Lorenzetti dentro de los “clarinistas”. Junto a él estarían Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda y Enrique Petracchi. Del otro lado, más cercanos al oficialismo, se ubican Raúl Zaffaroni (quien hasta hace dos meses seguía realizando reuniones en su casa con Amado Boudou como invitado) y Elena Highton de Nolasco. Y en una posición más indefinida se encuentra Carmen Argibay. Sin embargo, para sorpresa de quienes lo anotan dentro del equipo de Clarín, el presidente de la Corte repite siempre a quien quiera escucharlo: “A mí no me va a presionar ningún gobierno, y mucho menos una empresa”.

La pericia de Lorenzetti está en dejar siempre el tablero empatado y que ninguno de los dos actores sepa con certeza cuál será su próxima jugada. Quienes lo defienden aseguran que se trata de una característica personal y que su investidura requiere necesariamente una actitud prudente y circunspecta. Hay otros que creen ver una estrategia de poder. Especulan con que es un juego estratégico, una manera de mantenerse en un lugar que le permita, luego, dar el salto a la arena política.

¿Por la presidencia? Corrían los tiempos de la 125. El gobierno de Cristina estaba en el momento de mayor debilidad y el vicepresidente Julio Cobos acababa de anunciar su voto “no positivo” que lo constituyó en un “traidor” para las filas del oficialismo. Lorenzetti se reunió con un amigo y le preguntó: “¿Cómo me ves de Presidente?”. “Muy bien, estás haciendo las cosas como corresponde”, le respondió su interlocutor creyendo que Lorenzetti hablaba de su cargo en la Corte. “No, como presidente de la Nación te digo”.

Más información en la edición impresa de la revista.

 

27 comentarios de “Todos le temen a Lorenzetti”

  1. Ya somos menos que un Pais bananero,se comentan los juicios como un partido de futbool y lo peor,es que da la sensacion que algunos ya saben el resultado.Humildemente digo…si se aceptan leyes con caracter retroactivo,la poca justicia que queda va a desaparecer.espero que declaren inconstitucional los art 45 y 161.

  2. la corte estuvo mal en limitar la cautelar al 7 D, xq las cautelares son para garantizar dchos
    que una eventual sentencia otorgue. en este caso se tornarian ilusorios. DEBE YA EXTENDERSE LA CAUTELAR por las trabas que el gobierno constantemente pone en el camino
    a la resolucion final

  3. no hay nada que teman más que un juez honesto e imparcial como Lorenzetti, los K no están acostumbrados, la CSJN ultimo resquicio de incorruptibilidad de este sistema.

  4. Será posible que en este país, no pueda existir ni DEMOCRACIA y menos aún REPÚBLICA. Le recomendaría a la CORTE (en mi modesta opinión, que lean, supongo lo habrán hecho hace muchos años) a ALEXIS DE TOCQUEVILLE en su DEMOCRACIA EN AMERICA. Sobre LIBERTADES INDIVIDUALES, LIBERTAD DE PRENSA y muchos otros temas que les servirán para saber cómo realmente debe funcionar un país. Claro… uno lógico y razonable. No uno bananero como el nuestro!!!

  5. PUDIERA SER MÁS REMEDIABLE SI LAS LEYES FUERAN PARA TODOS LOS GRUPOS MONOPÓLICOS. EN ESO HARÍA INCAPIÉ EL PRESIDENTE DE LA CORTE. O SEA, HABRÁ UN AÑO MÁS PARA ADECUARSE A LA NUEVA LEY DE MEDIOS.

  6. soy tambien de Rafaela. el tipo hacia guita igual que los Kirchner, pero con los empleados de las empresas que quebraban. cobraba ante que los obreros en los juicios laborales!!!!! los obreros que se jodan!!! su estudio se dedicaba a aguantar en los hospitales para buscar juicios en los accidentes de transito. una verguenza!!!

    1. Doy fe de lo que comentás de nuestro “hijo dilecto”, tenía un bufette de abogados delincuenciales, y cuando hubo una estafa en una sociedad de bolsa en Rafaela lo engramparon en mas de un palo verde y se tuvo que comer un chito porque era toda guita sucia.

  7. Este hace la “gran Cobos”, los caga a todos ja,ja,ja ¿ tiene caripela de traidor? ja,JA,JA.M I COMPROMISO ERA CON NESTOR….

  8. En este país, no existe la noción de lo que es una República. En una República no bananera, los poderes son 3 Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Cada uno es INDEPENDIENTE y AUTONOMO. Aquí hay mezcla total y conchupancia. Vergonzoso!!!

  9. Soy de Rafaela, dicen que nadie es profeta en su tierra, no tiene una buena imagen acá. Creo que va a analizar que es lo que conviene a el y no al pueblo.
    Ojala me equivoque

  10. Yo creo que ni Lorenzetti ni nadie puede obligar a nadie a que vea, lea o escuche lo que quiera. Cada uno es libre de decidir por si solo. Y si este gobierno no quiere monopolios que desarmen todos empezando por los de arriba Lamentablemente siempre quedamos en el medio los ciudadanos que trabajamos y nos ganamos la plata bien Basta por favor

  11. Cuando Roosevelt asumió en 1932, le envió una esquela al presidente de la Corte diciéndole que “deseaba” hablar con él. En la misma “cartulina”, dice la historia, el magistrado le contestó: “Es un deseo no compartido. No olvide usted que soy juez”.

  12. Confío en Lorenzetti. No confío en Zafaronni que está comprometido con cosas nada claras.Veo firme e imparcial a Lorenzetti. Nada neutral y de un garantismo para un solo lado a Zafaroni

  13. El Hombre de traje Gris!!!!

    Está escrito q será quien aquiete y a lo mejor salve a ésta Argentina DIVIDIDA.

    Sertá EL!!
    Ojalá llegue alguien pronto!!

  14. ¿PERO, QUIEN LE PUEDE CREER? algo a un juez “supremo” que sostuvo que “la ley debe ser igual para todos”, al inicio del año judicial (Telam, 19 Feb 2008) y trascartón sale en una foto de “La Nacion” abrazándose con la Bonafini, apologista de cuanta barbaridad se comete en el mundo. Ahora, más recientemente, recomienda a los jueces resistir todas las presiones y enseguida sale en una foto al lado de Cristina y, además la visita constantemente, como dice la nota de arriba. ¿Qué tiene que hacer el presidente la Corte visitando al Poder Ejecutivo? Cuando Roosevelt asumió en 1932, le envió una esquela al presidente de la Corte diciéndole que “deseaba” hablar con él. En la misma “cartulina”, dice la historia, el magistrado le contestó: “Es un deseo no compartido. No olvide usted que soy juez”. ¡Igualito que acá!

    1. Genial tu comentario ! Desconocia la anécdota de Roosevelt con ese juez, al que le saco el sombrero.
      Muchas gracias Joaquin.

  15. lorenzenti,deja de coquetear y dedicate a lo tuyo,que para eso te pagamos el sueldo los millones de argentinos que esperamos mas resolucion de parte de la justicia.

  16. Lorenzetti, si quiere ser presidente que se aleje del poder, y presente sus ideas, seguro que mas del 46 % que somos los que a duras penas pensamos en el pais, lo vamos a oir ¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *