Personajes / 2 de Noviembre de 2012

Gastón Soffritti (20)

“Intento no subirme al pony del éxito”

El actor de “Graduados” hará teatro en Carlos Paz. Soltería reciente, las propuestas que marean, la banda de rock y el vicio del golf.

"Pienso más qué estoy haciendo, qué me hará avanzar y qué me tiraría para atrás... no sabes bien qué hay de bueno y qué de malo en esto que pasa. Todo es medio ambiguo".

Por más que reniegue y busque escapar a los encasillamientos, tiene cara de chico bueno: tal vez por la profundidad de su mirada, la armonía del rostro o su espontaneidad. A Gastón Soffritti le sorprende el fervor que despierta la tira “Graduados” (“Vivís una ficción fuera de la novela”) y dice entender de qué se trata el vértigo de la fama: “Un día te da todo y al otro te lo saca”. Lejos del público infantil que lo siguió en “Chiquititas” y “Patito feo”, firmó contrato para hacer teatro en Carlos Paz con Nazarena Vélez. Y está acostumbrándose a su reciente soltería, tras una relación de año y medio con Belen, una estudiante de Arquitectura.

Noticias: Con “Graduados” saltó a la comedia para adultos, ¿cómo vive el cambio?

Gastón Soffritti: Ya el año pasado hice “Historias de la primera vez”, un capítulo de una serie de unitarios del INCA, y cuando tenía nueve años intervine en “Yago”. Pero ahora es un cambio enorme, recontraimportante, hay todo un entorno que lo hace distinto.

Noticias: ¿Nota los 26 puntos de rating cuando sale a la calle?

Soffritti: Sí. Es raro que gente de todas las edades te venga a saludar, desde niños hasta mayores. Lo que pasa con “Graduados” es muy loco, sacando “Gasoleros” o “Los Roldan”, debe ser lo más visto de los últimos años, es terrible lo que genera. El otro día fui a un supermercado y se acercó a saludar una señora atrás de otra, no paraban: “Hay que amoooor. Que bueno que sos” (risas). Como te ven todo el tiempo, sos como de la familia. Fui a Unicenter a comprar algo para el iPod y apenas entré al local una chica me pidió una foto, después otra, y otra. Y dije: bueno, ahora me pongo a mirar las cosas, pero cuando me di vuelta había 50 personas. Me tuvieron que sacar por abajo, se les descontroló el local.

Noticias: ¿Lo estresa o lo toma con calma?

Soffritti: Intento ser buena onda. Hay veces que no tenés uno de los mejores días y que se te venga tanta gente encima es complicado. No tolero la falta de respeto, estás hablando por teléfono y te interrumpen: “Ehh… foto, foto, dale, dale”, les digo que esperen a que termine de hablar.

Noticias: Son famosas sus imitaciones de Daniel Hendler y Mex Urtizberea. ¿Pensó incursionar por ese camino?

Soffritti: Me llamó una productora de Martín Bossi para invitarme a las funciones, porque él escuchó que lo elogié en no sé qué lugar… Me divierte mucho imitar. No lo pensé, pero puede ser…

Noticias: Hará teatro en Carlos Paz, ¿qué le atrajo de la propuesta?

Soffritti: Cuando me llegó el comentario dije: no es para mí, no entiendo qué quieren que haga, yo vengo apuntando para otro lado. Pero Nazarena me contó bien la propuesta, el elenco, y pensé: ¿por qué no? Hay un prejuicio muy instalado y por ahí el nombre de la mina hace que vayas para otro lado, pero no está mal intentar hacer algo distinto. Es una comedia, no tiene nada raro. Obvio que si era teatro de revista decía que no. Mi personaje es un chico que está haciendo el seminario para ser cura.

Más información en la edición impresa de la revista

 

Comentarios de ““Intento no subirme al pony del éxito””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *