Costumbres / 9 de noviembre de 2012

Tendencia

Invasión de plataformas

Con ellas, la moda muestra su cara menos racional. Historia y fanáticas.

Por

Delirio. Lady Gaga no solo usa looks delirantes, sus zapatos son los más altos y extravagantes que nadie se puso jamás.

Inhallables. Los zapatos al ras del suelo o con un taco de medidas razonables, este año, son una verdadera rareza. Las vidrieras están inundadas de plataformas. Un calzado que se eleva como mínimo 10 centímetros sobre el piso y deja los pies flotando en el aire. La variedad y los materiales son infinitos. Hay suecos de madera, sandalias con base de goma o corcho, lisas o de colores, con plataforma entera o partida en un taco y una elevación en la zona delantera de los pies.

“Las plataformas logran que la mujer se vea más alta, sin necesidad de empinar el pie”, explica Ricky Sarkany, un diseñador que se caracteriza desde siempre por sus zapatos de lujo, de tacos altísimos y muy llamativos. “Por eso son más cómodas”, concluye.
Más confortables que los stilettos pero mucho más peligrosas, su mayor desventaja es que impiden que los pies se “agarren” al piso. El resultado es la inestabilidad y el riesgo de golpearse o torcerse los tobillos.

Los traumatólogos las rechazan. Para ellos, el calzado ideal tiene que ser amplio, cómodo y con un tacón de alrededor de 4 centímetros. ¿Por qué a pesar del peligro y la inseguridad las mujeres aman las plataformas? Porque el glamour, como el deseo amoroso, no es racional, no entiende de economía y siempre es un exceso.
Historia. El origen de las plataformas, dentro del universo de la moda, puede rastrearse en tiempos de la Segunda Guerra Mundial. La escasez de productos obligó a los diseñadores a emplear la imaginación. Inspirados en los antiguos suecos de los campesinos europeos, creadores como Salvatore Ferragamo, hicieron plataformas de madera para sus lujosos zapatos.

Más información en la edición impresa de la revista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *