Política / 5 de diciembre de 2012

Ranking de corrupción: mala nota para Argentina

Un ranking sobre percepción de la corrupción ubica a nuestro país en el puesto 102. Chile y Uruguay están entre los más transparentes de la región.

La organización Transparencia Internacional publicó el Índice de Percepción de la Corrupción para 2012, en el cual monitorean 175 países de acuerdo a cómo es percibida la corrupción en el sector público.

La escala que va de 0 a 100, ubica en primer lugar al país con mayor puntaje y lo define como el Estado con menor percepción de corrupción. Este año Argentina alcanzó 35 puntos y quedó ubicada en el puesto número 102 en el ranking. Muy lejos de los primeros lugares.

Pablo Secchi, Director Ejecutivo de Poder Ciudadano, Capítulo Argentino de Transparencia Internacional consideró que “lamentablemente Argentina no muestra un compromiso real en la lucha contra la corrupción. La ausencia de normativas clave como una ley de acceso a la información pública, y la debilidad en la que se encuentran la mayoría de los organismos de control, entre otras cosas, justifican la percepción que se tiene sobre la corrupción en Argentina”.

“Los gobiernos deben incorporar acciones contra la corrupción en todas las decisiones públicas. Entre las prioridades están normas más efectivas sobre lobby y financiamiento político, una mayor transparencia de la contratación y el gasto público, y mayor rendición de cuentas de organismos públicos a la población”, señaló Huguette Labelle, Presidenta de Transparency International.

Según el estudio, Argentina se ubica en la posición 21 en relación a los 34 países observados en América, detrás de países como Brasil, Perú, Colombia y Cuba entre otros. En mejor posición quedaron Chile y Uruguay.  Ambos contabilizaron 72 puntos y quedaron ubicados en el puesto 20 a nivel global siendo los dos país con mayor percepción de transparencia en la región.

Los países que mejor ubicados quedaron fueron Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda, quienes comparten el primer lugar, con una puntuación de 90 cada uno. Esta posición fue alcanzada en parte debido a que estos Estados cuentan con sólidos sistemas de acceso a la información y normas que regulan la conducta de quienes ocupan cargos públicos.

En los últimos lugares están Afganistán, Corea del Norte y Somalia, países con “ausencia de instituciones públicas eficaces y líderes que no rinden cuentas por su actuación”, según detalle la ONG Poder Ciudadano.

A continuación puede ver el ranking completo.