Política / 12 de Diciembre de 2012

De CFK a Trimarco: “No lo puedo creer”

Tras conocerse el fallo absolutorio, la Presidenta se comunicó con la madre de Marita Verón.

Luego de escuchar el fallo que absolvió a los 13 imputados en la causa por la desaparición de Marita Verón, su madre, Susana Trimarco, se fue indignada de los juzgados de Tucumán. Recibió apoyo de diversas asociaciones, funcionarios y políticos, pero también tuvo el llamado de la presidenta Cristina Fernández.

En declaraciones a la prensa, Trimarco relató que la Cristina gritaba le decía: “Susana, yo no lo puedo creer, no lo puedo creer, quiero que vengas para acá” (por Buenos Aires). “Ella me da todo su apoyo y me dijo que quería que yo vaya porque quiere hablar conmigo, que esto no puede quedar así”, contó Trimarco.

Por su lado, la Presidenta también comentó en un acto que había hablado con la madre de Marita Verón. “Pensé encontrarla destrozada, pero la verdad Susana es como somos las mujeres –no tengo nada contra el hombre- pero tienen una fortaleza. La encontré mas entera que nunca, más decidida a seguir luchando no solo por su hija. La enaltece la lucha en la cual abandonan un reclamo individual para transformarlo en colectivo y salvar no solo a su hija sino a todas las hijas de todas las madres que pudieron haber sido capturadas por la trata”, relató.

 

 

3 comentarios de “De CFK a Trimarco: “No lo puedo creer””

  1. LA IMPUNIDAD DE LA MAFIA 
    Movilización social en su contra  
    OPINIÓN
    Se llama mafia a cualquier organización clandestina de criminales.
    Es decir que, para que exista mafia, es preciso que haya una organización. Sin organización puede haber muchísimos delitos, pero que no son mafiosos. Organizado entre varios y prescindiendo del orden jurídico, del orden establecido queda establecida la asociación ilícita.
    Todo esto viene a corroborar que los Ale en nuestra provincia – Tucumán – son mafiosos, pues se han organizado desde décadas para realizar continuos al margen de la ley.
    Hoy la prensa Tucumana, los medios televisivos y radiales, acompañados y amparados valiente y resueltamente por toda una prensa nacional e internacional difunden una realidad que conviven con los tucumanos hace muchos años.
    En un juicio (Marita de los Ángeles Verón) (Debate) oral y público de enorme trascendencia en exterior y en la sociedad argentina. En una Sala Penal (II) por los delitos de Privación ilegal de la libertad y promoción de la prostitución en concurso ideal, fueron absueltos rufianes que se encontraban en el banquillo de los acusados. Encartados que tienen una relación directa con el clan Ale y sus remises o taxis “cinco estrellas” que azolaron nuestras provincias con hechos de notable repercusión en su momento. Actos de sangre entre bandas (los Gardelito). El asesinato del oficial de policía (Salinas) en donde en clan estuvo – la familia – presa en la cárcel de Villa Urquiza juntamente con policías que se nombraban bajo el mote de Comando Atila. Copamiento a la jefatura de policía y al Concejo deliberante de esta ciudad capital. Impedimento de entrada, salida de todo transito- circulación- en la ciudad con remises cinco estrellas. Todos al acecho resguardados en el Parque 9 de Julio. Intentaron por la fuerza y con violencia el ingreso a Gendarmería, y muchos hechos más de igual o mayor trascendencia.
    Hace unos meses los hermanos Ale en causas penales en trámite se encontraban con prisión preventiva – domiciliaria; con elevación de varias causas a juicio a requerimiento de varios fiscales. Lamentablemente dichas causas  se dilatan en el tiempo con absoluta indemnidad. Falta mucho para que ingresen a las salas penales que deberán intervenir en los Juicios orales. Debemos esperar con paciencia para que regresen su destino temporario, pero justo, la Unidad Penitenciaria de Villa Urquiza.
     En el juicio oral motivo del estrépito judicial, Susana Trimarco luego de una ardua y titánica lucha para recuperar a su hija Marita Verón se paralizó pero no se quebró. Con una absolución insostenible que refleja a las claras el silencio de muchos y la impunidad que ostenta la mafia en nuestra provincia resguardado por  una cadena pertenecientes sin duda alguna a distintos poderes del estado y organizaciones de nuestra sociedad.
    Susana al denunciar esta impresionante e inexplicable cadena de ilícitos repugnantes hace mención que su hija Marita Verón fue secuestrada e introducida a un taxi cinco estrella relacionada directamente con una de las acusadas y con el clan en donde uno de sus miembros (Rubén Ale) – alias la Chancha-se encontraba hace unos meses con el privilegio de una prisión preventiva con internación y después domiciliaria. Internado durante meses en un conocido sanatorio de nuestra ciudad capital, actualmente liberado. Milagrosamente aliviado de su supuesta enfermedad a días de ser liberado se candidateaba nuevamente para la presidencia de uno de los club de futbol más importante de la Provincia (San Martín).Lo hizo hace mucho tiempo de manera similar cuando fueron presos por el asesinato del oficial de policía.
    Sorprendente, inexplicable pero cierto, se siguen manejando con análogas maniobras pero la misma protección.
    Pero delitos habrá siempre; la forma de delinquir va acomodándose a los tiempos, a las circunstancias y a nuevas modalidades con la vista gorda de los poderes del Estado.
    La mafia es una muestra de organización y de eficacia. Los ale, siguen funcionando en busca de influencias, de grandes negocios, de poder.
    De todas maneras, el debate sobre esta mafia, nos alerta: “los tucumanos, en estos momentos estamos ante la evidencia de mafias que extienden su poderío hasta ciertos sectores que en otros tiempos se mantenían inconmovibles”. Pero la mafia sigue extendiéndose con total impunidad.
    A más de diez años de la desaparición de Marita Verón, de distintos sectores del país, con la adhesión de varios Estados y distintas personalidades, difundieron la lentitud para hacer justicia y la arbitraria absolución de delincuentes. Facinerosos  que se encuentran en libertad amparados por un juicio nulo.

  2. Si como presidenta está tan indignada porque cajoneo en el congreso la lei de trata de blancas, obviamente quiso tener protagonismo para pegarle a la justicia por su reves del 7D, deplorable como argentino en el exterior siento verguenza y me solidarizo con la mamá de Marita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *