Costumbres / 14 de Diciembre de 2012

Guía práctica

Una navidad cool

Arbolitos tecno, mesas ecológicas, menúes de alta gama, regalos exóticos y el auge de los festejos fuera de casa. Nuevas tendencias a la hora de celebrar.

Por

Cocina de autor y hasta menúes veganos son las variaciones de un festejo que conserva siempre es el espíritu familiar.

Adiós al vitel thoné de la tía Marta en la mesa navideña. La nueva camada generacional de la familia, solo admite en ella, una variedad de platos veganos. Un voucher con escapada al spa reemplaza sin quejas al repetido set de repasadores y manopla al tono que, inevitablemente, año tras año dejaba Papa Noel bajo el arbolito. El mismo que ahora ni siquiera se luce en su clásico formato cargado de bolitas rojas, sino que brilla a pura intermitencia de Leds, en rabiosos tonos flúo y se menea al son de una versión rockera de “Jingle Bells”. Las abuelas se estremecen ante semejantes cambios. No cabe duda de que las fiestas navideñas ya no son lo que eran. Lejos quedaron esas grandes comilonas familiares con horas de cocina previa, o los tarjetones enviados con meses de antelación para que llegaran en tiempo y forma a sus destinatarios.

Sea por el avance de la tecnología y la globalización, la falta de tiempo, el entramado de las nuevas constelaciones familiares, o simplemente por una cuestión de moda, las tradiciones navideñas lejos de perder su espíritu, han mutado en formas variadas, reinventándose con propuestas novedosas, aptas para todos los gustos.
Saludos a un clic. Sobrecargada de un espíritu fraterno y amoroso, la ocasión festiva de esta época siempre da lugar a un extensivo desparramo de buenos deseos. La tradición impone saludos para todos y todas. Sin perder su encanto, las características tarjetas navideñas aún sobreviven gracias a los esfuerzos de varias ONGs que resisten el embate de la tecnología. Esta, sin embargo, impone cada vez con más fuerza el envío instantáneo de salutaciones vía mail. Animadas, con música, con humor o sin él, las E cards invaden las casillas de correo. Prediseñadas en un sinnúmero de sitios gratuitos como www.tuparada.com,  www.correomagico.com o www.sonico.com o personalizadas, donde se admite el uso de fotografías propias, gracias a programas como “ArcSoft Photo Greeting Card” o el “Photo Card Maker”, las tarjetas virtuales son tan ecológicas como efímeras. Basta un clic para enviarlas, como otro más, para que el destinatario las condene sin culpa y al segundo a la papelera de eliminados.

También han quedado demodé, los tediosos llamados a la hora de las doce campanadas. Para evitar el colapso habitual de las redes de telefonía, existen ahora distintas aplicaciones para enviar con solo tocar una tecla un mensaje de texto a múltiples destinatarios. El escueto y poco original “Feliz Navidad”, de aquel primer SMS enviado hace años, ahora tiene un sinnúmero de variantes creativas, y hasta cargadas de humor, gracias a la ayuda de varios sitios como www.navidaddigital.com/sms con frases para la ocasión.

Más información en la edición impresa de la revista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *