Sociedad / 17 de Diciembre de 2012

OPINIÓN

Malditos jueces

Las decisiones de la justicia en el ojo de la sociedad. La dificultad de ser justos.

Seguí el caso de Marita Verón con casi la misma superficialidad informativa que la mayoría. Nunca accedí al expediente judicial ni escuché en profundidad a los testigos, acusados o denunciantes. En fin, puedo decir nada sobre la sentencia absolutoria, más que lamentar que la Justicia siga sin condenar a los culpables.

Lo curioso es que, si la mayoría sabe lo mismo o menos que yo sobre esta causa (solo un puñado de personas son de verdad expertas, entre ellas Susana Trimarco, la madre de la víctima), cómo llegó esa mayoría a dictar un fallo social condenatorio e inapelable sobre los acusados que, además, declara la culpabilidad de los jueces de la Cámara Penal de Tucumán.

Me lo pregunto porque le asigno posibilidades a que el instinto colectivo esté en lo cierto:

1) Los sospechosos son culpables, pero los jueces son corruptos y recibieron algo a cambio para dejarlos en libertad.

Pero no tengo información suficiente para descartar que puedan haber sucedido otras cosas:

2) Los sospechosos son mala gente e, incluso, podrían haber cometido otros delitos, pero no estos de los que se los acusó.

3) Los sospechosos son culpables, pero la Justicia genuinamente no encontró pruebas suficientes para condenarlos.

4) Los sospechosos son inocentes de todo delito.

La primera opción -la que vota un jurado social integrado, entre otros, por la Presidenta, ministros, gobernadores, toda la oposición y los medios sin distinción ideológica- está basada en el background de una sociedad que vive en un país en donde los jueces pueden ser comprados y los delincuentes caminar libres. Más cuando están en el banquillo actividades como la trata de personas y la prostitución, que solo existen porque cuentan con la complicidad de jueces, policías y políticos. Los políticos saben bien de qué se trata esto de manejar jueces como si fueran empleados a los cuales se usan hasta que dejan de servir, por eso quizás impulsan la hipótesis de la corrupción con conocimiento de causa.

Ahora, si la opción correcta fuera alguna de las otras tres, y los jueces se ajustaron honestamente a derecho, me dolería estar en sus zapatos. Si el juez Oyarbide se sintió violentado moralmente y se alejó de una causa porque 50 personas le hicieron un cacerolazo, imagínense ser sometidos a un juicio sumarísimo y ser condenados por toda la opinión pública, desde la primera mandataria hasta el periodista más junior.

No tengo idea cuál será la verdad y ninguna de las alternativas me sorprendería demasiado. Incluida la de que la mayoría opina, condena o absuelve, sabiendo poco y nada de una causa judicial.

Dicen que hablar es fácil. Y que ser bueno tampoco es tan difícil. Lo complejo, lo realmente complejo, es ser justo.

Casi preferiría que estos jueces no lo hayan sido. Porque sino, pobrecitos ellos. Y también nosotros.

 

14 comentarios de “Malditos jueces”

  1. La presidenta y toda su cofradía, le dan con todo a los jueces, pero no olvidemos que son ellos
    los que los eligen entre sus amigos; los mejores, si no tienen toque político quedan en el camino, como pasó recientemente con los nombramientos de FISCALES DE CÁMARA en la
    Ciudad de Bs. As. A pesar de que MACRI se llenó la boca en campaña diciendo que en su gestión solo se elegirían los mejores en concursos, nombraron a los peores , así que después no se quejen de los resultados, son todos, más de lo mismo¡¡¡ una manga de corruptos!!!

  2. Esta bueno,el cuento…. Queremos que sean culpables, si o si, que importan la justicia, las garantias, los derechos, las pruebas los procedimientos…. Queremos sangre, la presi quiere ver sangre oligarka….. O no, pero queremos sangre del contrario, del que no esta conmigo, mucha sangre, mucho pero mucho circo…… O muerte, como decia nuestro gran heroe nacional. CHEEEEEE!!!!!!!

  3. Imaginemos que un Juez se dedicara a la albañileria, uno lo contrata, hay que pagarle por adelantado si o si y es el único en el pueblo, no hay para elegir. El tipo va, mira, da vueltas, analiza y te dice, “Mire… su arquitectura es tan elevada, los detalles tan ricos que intervenir seria una afrenta al tan elevado ideal de la belleza” y se va así, sin mas a c… a otros. Todos en la justicia son asi, requieren del estado un presupuesto millonario para finalmente acobardarse ante la primer dificultad y encima te quieren convencer que es lo correcto.

  4. CAO. Excelente????? Pobres de nosotros si algunos de los que acá opinan son jueces!!! Y los investigadores excelentes, oh!! Como puede haber condena si se pierde una persona, y se ponen a investigar otra cosa… Hagan bien las cosas.

  5. alguien leyo los fundamentos del fallo,personalmente no puedo opinar porque desconozco las razones de fondo y de formas por las cuales la justicia se expidio de la forma conocida.

  6. de los comentaristas quien de llos leyo los fundamentos del fallo para opinar,porque la justicia mediatica juzgo y aplico penas años antes del fallo y la justicia recien se expidio y no esta obligada a fallar siguiendo la opinion de los medios,sino de acuerdo a las leyes de fondo y de forma

  7. Siguiendo el razonamiento de Trimarco, podemos inferir que su marido ” El loco pintura ” tuvo conocimiento del hecho. Desde un primer momento, el rumor en todo tucumán , era que le loco le debía 10 mil dólares a los Ale y que esto se la cobraron secuenstrándo y matándo a Marita. El loco, en una actitud rara, desvincula a los Ale del caso. Paulina LEBBOS desaparece y a los pocos días la encuentran muerta cerca de los cerros. Dicen que fue un accidente en una fiesta de los hijos del poder. A poco tiempo, un hijo de Alperovich es enviado a Israel a ” estudiar flauta “. La chancha Ale antes de caer preso por otras causas dice ” Si voy preso, HABLO “. En fín, no hay pruebas de nada. TODOS SON CULPABLES TODOS SON INOCENTES.

  8. ´
    Estoy de acuerdo, lo único que agregaría es la complicidad de los clientes, tan culpables como algunos policías, políticos y jueces.

  9. Un analisis coherente, y pobres los jueces que ya fueron crusificados en un principio sin darles la posibilidad de defenderse ya que la sociedad y el poder politico ya los habian condenado y alegremente y sin ningun analisis solo por lo terrible del caso, fue necesario un responsable.o si lo queremos de otra manera 13 responsables….

  10. Yo leo y escucho a mucha gente vinculada a la justicia que habla del fallo y de los jueces como si fuesen victimas de su propia rectitud.
    Es verdad que la gente salio a la calle al grito de “corruptos”, pero no habria que olvidar que cada uno adpata su grito al de todos para que se oiga una sola voz, asi se pierden los matices, que sin embargo existen.
    Yo particularmente nu hubiese gritado “corruptos”, sino “inoperantes”, “impotentes”, “cobardes” y otras cosas que pienso, pero no me imagino una horda en plaza de mayo al grito de “narcisistas”.
    De lo que no caben dudas, porque estuvo a la vista, si no es que hubo corrupcion, es que una mujer investigó, expuso su vida, junto coraje, sin ser su oficio ni cobrar por ello, luego lo logrado lo expuso ante un sistema judicial (que si cobra por hacer lo que hace) solo para ver como se escupía sobre lo obrado, y para que la devuelvan a su casa con las manos absolutamente vacias.
    Si los jueces quieren adorarse el ombligo y pensar que eso es justicia pueden hacerlo, con sus recursos, pero deben responder a la sociedad que los sostiene por su forma de obrar.

  11. Actualmente solo 5% delas causas llega a un fallo y de éstos un 2% a condena. En Argentina es más seguro y rentable delinquir que trabajar. Los jueces hoy son elegidos por políticos de dudosa representatividad y aunque la Constitución establece el JUICIO POR JURADOS entre todos ellos se encargan que no se cumpla. Así, hay cualquier cosa…..menos Justicia

  12. Sr. Gonzalez comparto su opinion pero le hago saber que todos los politicos que se rasgan las vestiduras criticando a los jueces son tambien aquellos que protegen a los integrantes del Poder Judicial corrupto, vease que Marcelo Sain la semana pasada ha pedido el juicio policito del Fiscal General de San Isidro Dr. Julio Novo con el solo efecto de protegerlo, en base al principio nom bis in idem, ya que abriendo el juicio no podra ser perseguido por los mismos hechos, que casualidad que la noticia no salio en ningun medio.-

  13. Está bien, Gustavo. Tenés razón: pobres de nosotros si tenemos una justicia corrupta. Pero también pobres de nosotros que tenemos una clase política cómplice, que jamás hizo nada para cerrar los prostíbulos, y pobres de nosotros que tenemos una policía que hace la vista gorda, y que seguramente también es cómplice.

    La justicia es el último eslabón de una larga cadena, que tiene que ser muy firme para sostener el peso de tanta ilegalidad impune. Ningún eslabón se rompe: todos están bien lubricados con billetes.

    Pobres de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *