La Balanza / 20 de diciembre de 2012

Antonio Grimau

Se cambió dos veces de lugar en espectáculo de ballet internacional. Incómodo.

Se cambió dos veces de lugar en espectáculo de ballet internacional. Incómodo.