Clásica / 20 de diciembre de 2012

clasica

Romanticismo y evocaciones

Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Enrique Diemecke, con el pianista Nelson Goerner. Obras de Debussy, De Rogatis y Rachmaninov.
Última función de abono (13/12/2012). Teatro Colón.

Por

Un programa complejo que articuló tres estéticas disímiles, aunque emparentadas por la contemporaneidad (c. 1910), y resultó interesante, variado y entretenido. Diemecke  exhibió su acostumbrada solvencia e histrionismo frente a la orquesta, que tuvo momentos de brillantez y resolvió con soltura un conjunto de obras verdaderamente exigente.

La obra más llamativa, por lo espectacular, fue el tercer concierto de Rachmaninov, una de sus más notables composiciones para piano y orquesta, soberbiamente interpretado por el exitoso pianista argentino Nelson Goerner. Requiere de gran virtuosismo y a la vez de especial sutileza para expresar su arrebatado lirismo romántico. El público se entusiasmó con el talento de Goerner, quien tocó como bis un preludio de Debussy (el cuarto del libro primero).

El concierto comenzó con el poema sinfónico Zupay, del argentino Pascual De Rogatis. La obra se inscribe en el nacionalismo musical vernáculo, de inspiración indigenista y, en este caso, con influencia debussiana. La partitura permanece inédita y su difusión actual es posible porque se conserva en el Fondo Documental de Música Argentina del Instituto Nacional de Musicología. Se interpretó solo la tercera parte, Transfiguración, que presenta una muy interesante orquestación desarrollada en un continuo crescendo.
El mayor lucimiento de la orquesta fue con Iberia de Debussy. La obra evoca una España imaginada por el compositor, para lo que recurre a un conjunto de percusión amplio y colorido y en algún momento a la imitación de las guitarras con los violines en pizzicati. Más allá de esos recursos, que pueden resultar efectistas, la partitura es muy bella y un desafío para cualquier orquesta, por las sutilezas y los contrastes que requiere.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *