Showbiz / 1 de Febrero de 2013

Ingresos alternativos

Con la música a otra parte

En medio de la crisis de la industria, las estrellas se inclinan hacia el nuevo negocio: el mercado de los auriculares premium.

Por

Qué puede hacer un músico profesional para mejorar sus ingresos en estos tiempos, donde las ventas de discos caen, las giras mundiales no rinden como antes y sonar en la radio no es suficiente para pagar las cuentas? Un nuevo negocio mueve seis mil millones de dólares al año y los famosos solo tienen que poner su nombre. Eso fue lo que hizo, por ejemplo, Lady Gaga, una de las estrellas que se sumó al mercado de los auriculares premium.

Todo comenzó hace tres años, cuando el rapero y productor musical Dr. Dre firmó un acuerdo con la compañía de auriculares Monsters. El músico se puso al frente de la producción de “Beats”, equipos que unían una alta fidelidad con una preocupación por la estética y la moda. En un mercado en el que todo lo que importaba era tener auriculares pequeños y anónimos –con los clásicos “in-ear” blancos de Apple como paradigma y símbolo de status–, Dr. Dre se animó a creaciones vistosas, de gran tamaño y mucha potencia. “La gente no escucha toda la música. Artistas y productores trabajan duro en el estudio para perfeccionar su sonido pero las personas no lo pueden escuchar con los auriculares tradicionales. Con ‘Beats’ van a poder oír lo que los artistas escuchan y disfrutar de la música del modo en que siempre debieron hacerlo”, aseguró cuando lanzó su primer modelo.

Al oído. Hoy la línea “Beats” lidera las ventas mundiales en el segmento premium con sus distintas versiones –Beats Studio, Beats Tour, Beats Solo y Beats Solo HD– y un denominador común, un alto precio que la convierte en un símbolo de status. La marca  inauguró el flamante mercado de los auriculares de alta gama, productos que cuestan más de cien dólares y que vienen acompañados por el nombre de grandes estrellas de la música.

Una de las primeras en oler el negocio y sumarse a la iniciativa de Dr. Dre fue Lady Gaga, que sacó un modelo con brillantes llamados “Heartbeats”, seguida por el rapero Sean “P. Diddy” Combs, que le puso su marca a los más urbanos Diddy Beats. Todos fueron éxitos de venta y significaron increíbles números para las arcas de los artistas. Dr. Dre, incluso, firmó contratos para que las computadoras HP y los teléfonos celulares HTC tenga su patentado sistema Beats de sonido, lo que le permitió convertirse en el músico que más dinero recaudó en el 2012. Sin discos ni giras, la revista Forbes lo puso en la cima de su tradicional ranking en diciembre pasado, gracias a los 110 millones de dólares que ganó con estos acuerdos. Así, dejó muy lejos a Roger Waters en el segundo puesto, quien recaudó considerables 88 millones con su gira “The Wall”, y a Elton John, que facturó 80 millones con sus conciertos.

Más información en la edición impresa de la revista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *