Televisión / 22 de Febrero de 2013

tv

Es lo que hay

“Bendita”. Programa de archivo, farándula y humor. Lunes a viernes a las 20.30, Canal 9. Conduce: Beto Casella. Con: Any Ventura, Gastón Recondo, Lola Cordero, “Teto” Medina y otros. Dirección: R. Kahn.

Por

No hay demasiado nuevo qué decir sobre los programas de archivo. Pobladores con alta tasa de natalidad en la grilla televisiva, se reproducen por baratos y rendidores. Bien gauchitos, aunque parezca que entre ellos se pelean, no pueden vivir el uno sin el otro porque se devoran a sí mismos hasta convertirse, casi, en la misma pelota de engrudo. Y digo “casi” porque hay diferencias. Que no son sutiles (hablar de “sutilezas” en este contexto sería un oxímoron) sino innegables, y que tienen que ver con el estilo de venta del conductor. Y sin Roberto Pettinato en el aire, Beto Casella es el más interesante bastonero de este tipo de ciclos.

Ganador del Martín Fierro en el 2011 y del premio Tato en el 2011 y el 2012, este año “Bendita” inició su octava temporada en Canal 9. El programa se planta sobre el mismo material que todos y lo moldea en bloques editados con la inconfundible voz del locutor Mario de Candia y el “touch” creativo de los muñequitos Playmobil. El resultado es desigual ya que, en general, son “informes” excesivamente largos y reiterados que provocan a veces la sonrisa y otras, la mayoría, el hartazgo. De la misma manera que alguna vez Cuatro Cabezas (“CQC”, “El rayo”) y Pensado Para Televisión (“TVR”, “6,7,8” y “Duro de domar”) cambiaron la manera de editar en la tele, sería refrescante la irrupción de otra forma de envasar el resumen de los medios, idea original de Raúl Portal con “PNP”, que se mantiene como un Frankenstein vigoroso.

Con lo que hay, lo que tenemos en la tele, la habilidad distintiva de Casella es no tomarlo demasiado en serio. Sin llegar a la displicencia aristocrática de Pettinato, Casella marca distancia pero sin ponerse por encima. Que este año haya inaugurado el segmento “Los Mazitelli” (una minificción costumbrista), interpretada por el conductor y los panelistas, es la muestra de que no busca el lugar de gran omnisciente de la farándula.
Esta mirada paródica no es casual y se suma a la de los standaperos invitados al programa: de alguna manera, Casella hace con “Bendita” un stand up sobre el mundo de la tele.

El modo de relacionarse con los integrantes del panel es otra de las diferencias: ni superbanana ni dominatriz bipolar, ni mefistofélico, ni capo di tutti i capi. Casella habla con sus panelistas en términos de igualdad aunque no dude en cortarlos para pasar el infaltable aviso de antipiojos. En cuanto al panel, fundamental en este rubro, el conductor tiene dos bastiones sostenedores que son las periodistas Any Ventura y Lola Cordero; un aporte irrepetible que es Edith Hermida; dos varones que acompañan (el experimentado mediático Teto Medina y el cronista deportivo Gastón Recondo); la chica que no quiere ser solo una cara bonita (la modelo y abogada Alejandra Maglietti) y una confusión (quién no la tiene) llamada Evelyn Von Brocke.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *