Política / 4 de marzo de 2013

El imperio empresario de Cristóbal López

Conozca en qué rubros invierte “el zar del juego”, sus empresas preferidas, con cuáles gana plata y con cuáles pierde. Infografía.

Por |

Aunque lleve el mote de “zar del juego”, Cristóbal López es también un gigantesco empresario petrolero, dueño de empresas de transporte y construcción, inversor en entidades financieras, propietario de un banco, posee dos concesionarias de autos, se da el lujo de perder dinero con la producción de aceites y completar el menú con cordero patagónico que él mismo cría y una marca de dulce de leche propia. Si continúa por el camino que comenzó con su desembarco en los medios de comunicación cuando compró el ex Grupo Hadad, pronto será el nuevo “zar de los medios K”.

En su última edición, Noticias lleva a su portada todos los detalles de la obsesión expansionista de López. “En todos estos años jamás lo vi vender. Siempre compra”, grafica uno de sus colaboradores de mayor confianza. Solo dos veces vio a López deshacerse de su empresa y fue únicamente porque la Ley de Medios exige que los empresarios que adquieran licencias no tengan servicios públicos. Se desprendió de una línea de colectivos en Neuquén y de la empresa Clear que se encargaba de la recolección de basura en Comodoro Rivadavia. Ahora tras la aprobación de la compra de los medios del Grupo Hadad tendrá que desprenderse de dos emisoras de FM del área metropolitana (que serán las radios TKM y Vale), más el canal 27 de UHF.

Aunque al ascendente López le guste decir que su principal negocio es el petróleo, su caja más importante sigue siendo el juego. Solo su operación en el hipódromo de Palermo y en el casino flotante le representan una ganancia diaria de 1,5 millón de dólares, según calculó para NOTICIAS un competidor de López.

Toda la información sobre “el zar del juego” encuéntrela en la última edición de NOTICIAS.