Mundo / 6 de marzo de 2013

El obsequio preferido de Hugo Chávez

La espada de Simón Bolivar fue una de los presentes preferidos que solía regalar el líder bolivariano. Galería de fotos.

Al día siguiente de su primera asunción como presidenta de Argentina, en 2007, Cristina Kirchner recibió la espada de Simón Bolivar.

En los 14 años que Hugo Chávez presidió la república Bolivariana de Venezuela, vio pasar muchos mandatarios por América Latina y el mundo. Visitó decenas de países y participó de innumerables cumbres de presidentes.

En cada visita dejaba la huella de su estilo caribeño y también obsequiaba uno de los símbolos más importantes para su patria: la espada de Simón Bolivar. Sólo una vez no regaló la réplica del arma que empuñó el libertador bolivariano y fue cuando en 2009, en la V Cumbre de las Américas, en Trinidad y Tobago, le acercó al presidente norteamericano, Barack Obama, una copia Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano. En el resto de las reuniones con mandatarios, la espada de Simón Bolivar fue el obsequio elegido.

Desde Fidel Castro al Papa Juan Pablo II, pasando por Muammar Gaddafi, Hugo Chávez siempre entregó como presente este símbolo patrio bolivariano que representa la independencia venezolana. Se la regaló a Néstor Kirchner al día siguiente de su asunción, el 26 de mayo de 2003, cuando las relaciones de Argentina con Venezuela no eran tan importantes como lo son hoy. 

Entre otros de los líderes mundiales que recibieron el sable dorado del patriota latinoamericano estan Lula Da Silva, Dilma Rousseff, “Pepe” Mujica, Vladimir Putin, Rafael Correa, Fernando Lugo, Evo Morales y Cristina Kirchner.