Deportes / 8 de Marzo de 2013

Arranca la Fórmula 1

A sus marcas, listos… ¡cash!

Cambios reglamentarios, más peleas entre sponsors, alcaldes y monopolios.

Por

Cuatro continentes, 19 ciudades del mundo, 11 escuderías, 22 pilotos, cinco campeones del mundo y, sobre todo, miles de millones de dólares es el decorado para la fiesta del campeonato de la Fórmula 1, que comienza el domingo 17 de marzo en Australia y finalizará el 24 de noviembre en Brasil.
Con todo ello además se pone en marcha el negocio que da vueltas alrededor de los circuitos. Y los billetes corren a la velocidad de los vehículos: a más de 300 km/h.
Esta temporada que se viene promete ser disputada y pareja como la del 2012. El año pasado se coronó por tercera vez consecutiva el alemán Sebastian Vettel, que obtuvo el título mundial en una carrera final apasionante y superó por solo tres puntos en la tabla general al español Fernando Alonso (campeón en el 2005 y 2006).
El piloto nacido en Oviedo prometió revancha y está muy confiado. En las pruebas previas al primer Gran Premio del año anticipó: “Estoy 200 veces mejor que el año pasado. La confianza que tengo es mucho mayor”.

Pese a su segundo lugar en el 2012 y a no obtener un título hace siete años, el piloto de Ferrari contradice todos sus números en las pistas con los números en su cuenta bancaria. Alonso es el piloto más rico de la Fórmula 1 y fue posicionado por la revista Forbes en el puesto 19° en la última lista de los deportistas del mundo con más ganancias. El español ganó 32 millones de dólares entre junio del 2011 y el mismo mes del 2012, repartidos entre 29 millones por su salario y el resto por marcas que lo patrocinaron.

Asimismo, el definitivamente retirado de la F1 y séptuplo campeón, Michael Schumacher, y Lewis Hamilton integraron también esa nómina de automovilistas ricos, con ganancias por 30 y 28 millones de dólares, respectivamente, en dicho período.
Esta cantidad exuberante de dinero que mueve la Fórmula 1 se explica en tres ítems fundamentales: sponsors, televisación del evento y ciudades que acogen a los circuitos de la categoría.
La marcas líderes del mundo ubican una gran parte de sus ganancias en hacer marketing y publicitarse a través de posicionar su nombre en la pista y en los vehículos. Este año hará su aparición un monstruo que pisa fuerte como patrocinador: la aerolínea árabe Emirates, que firmó un acuerdo hasta 2018 para estar presente en 15 de los 19 GP. ¿Cuánto desembolsó? 200 millones de dólares. Emirates está apostando mucho al mundo deportivo: el club inglés Arsenal, los Juegos de la Commonwealth 2014 y el tour ATP de tenis ya son testigos.

Show. La TV juega también un papel muy importante en los haberes de la FIA (Federación Internacional de Automóvil). Para este año, logró un jugoso contrato con la cadena Canal + en Francia, que obtuvo la totalidad de los derechos por tres temporadas a cambio de 29 millones de euros anuales y le quitó así el monopolio a la cadena TF1, que llevaba 20 años retransmitiendo la F1 en ese país.

Más información en la edición impresa de la revista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *