Clásica / 15 de Marzo de 2013

clasico

Brillante comienzo de temporada

Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Jouzas Domarkas. Obras de Sviridov, Chaikovski y Shostakovich. Primera función de abono. Teatro Colón.

Por

El realismo socialista sobrevoló el programa de esta primera función del año. En Chaikovski, por lo que favoreció ese proyecto estético-político a difundir y fomentar el culto a los compositores del siglo XIX, que conformaron firmemente la tradición rusa. En los casos de Sviridov (1915-1998) y Shostakovich (1906-1975), por lo que cada uno realizó dentro del canon impuesto por el régimen soviético. El primero con total compromiso, el segundo siempre como una figura rebelde. Svidirov compuso mucho, y fue amplamente premiado por el régimen, pero se lo recuerda solo por un puñado de obras. Una es la que escuchamos, tres piezas de “Tormenta de nieve, ilustraciones musicales para un cuento de Pushkin”, escrita para un film. Conserva un aire incidental (cinematográfico) tanto en el formato como en la interesante combinación de recursos orquestales. De Chaikovski interpretaron una adecuada versión de la obertura “Romeo y Julieta”.

La segunda parte del concierto fue la Sinfonía N° 10 de Shostakovich, un duro retrato de Stalin. Es una sinfonía muy intensa, aun cuando contiene momentos de gran sutileza. Frente a la despreocupada exterioridad de las piezas de Sviridov, la décima de Shostakovich pareció un thriller musical electrizante.
Muy bueno el desempeño de la orquesta, destacándose el maestro lituano Jouzas Domarkas, detallista en el control de los matices y la estructura musical. Un auspicioso comienzo de temporada, que recibió la entusiasta respuesta del público

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *