Personajes / 15 de marzo de 2013

Reina Reech (55)

“El sexo está muy devaluado”

Actriz y coreógrafa, creó y dirige “Las reinas del strip”. De geisha a mujer fálica; Kabbalah y sexualidad.

Mujer fuerte, vehemente. Mujer femenina y fálica a la vez. Mujer sensual que desecha el sexo sin amor. Así es, en parte, Reina Reech. La que nació en Viena y se instaló definitivamente en Buenos Aires cuando tenía seis años. La que corría por el Maipo cuando sus padres –Ambar la Fox y Alejandro Maurin– debutaron en el `61 como pareja de atracción y su mamá, como primera vedette. La que debutó con Gasalla en el mismo teatro, con apenas veinte años, y haciendo uno de los primeros desnudos de la revista porteña. La que escribió y dirigió “Las reinas del strip” (baila ella con ocho bailarinas que hacen topless y un hombre bailando en el caño) que se ofrece en el Maipo Kabaret. La inquieta que se metió con el vestuario, diseñó la puesta de luces, pintó las pelucas e hizo noventa uñas de escarcha. La creativa que hasta cocina como los dioses. La que recorrió veinte años de psicoanálisis, hizo seminarios de psicología y sexualidad y estudia la Kabbalah. La madre de Juana (24) y Bautista (16). Y, por ahora, la mujer de nadie.

Noticias: ¿Por qué en “Las reinas del strip” quiso combinar erotismo y reflexión?

Reina Reech: La reflexión fue el motor creativo. Elegí aspectos de la mitología griega, de la psicología y de un seminario sobre Sexualidad en la Nueva Era, que hice con Marcela Luchetta. Me interesó reflejar a la mujer por lo que le falta y al hombre por lo que tiene. La mujer como sujeto y desde dónde el hombre la busca en la sexualidad. Por qué los dos buscan afuera el objeto de deseo y no en la pareja. El hermafroditismo, cómo puede manifestarse hoy más allá de lo físico. Cómo se fueron trastocando los roles. Son cosas que fui viendo en el seminario, en mí misma y a lo largo de la vida también.

Noticias: ¿Cómo se hace para competir con el pseudoerotismo y la cuasi desnudez que se ven gratis por televisión?

Reech: En general, no me gusta mirar el jardín del vecino. Estoy tan entretenida en el mío, en lo que pongo, en lo que cosecho, en cómo uso mi ocio, en mis hijos. Es tan rica mi vida, que no pienso en lo que hacen los demás. Yo hago arte, para ver un travesti desnudo podés ir al parque. Me inspiro en una idea artística y en los estímulos que voy encontrando. Por ejemplo, en el teatro encontré tiradas tres pelucas de chinos y lo primero que se me ocurrió fue la sumisión de la geisha. Quizás porque también yo lo soy. Soy regeisha cuando estoy enamorada. Me encanta ponerle el pantalón, prepararle la ropa, cocinarle. Me encanta ser atenta en todos los sentidos y me gusta la mujer nutricia. Pero como la pierdo y me pongo fálica, quise jugar con esos arquetipos que veo en mí y con otros también, como las diosas de la creatividad, de la música y de la alegría. Todo lo que celebro en mi vida.

Noticias: ¿Cuánto sabemos de sexo?

Reech: Cada uno sabe lo que quiere saber, lo que experimentó, lo que buscó, lo que abrió, lo que compartió. Yo hay cosas que nunca hice en lo sexual, pero tuve amigas o amigos que sí y me las contaron. En mi vida y en el espectáculo traté de no poner condicionamientos.

Fotos: Andrés Setepani. Producción: Esteban Vedia.

Más información en la edición impresa de la revista.

 

2 comentarios de ““El sexo está muy devaluado””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *