Costumbres / 21 de Marzo de 2013

belleza

Las cejas de moda

No son un detalle, definen la expresión de la cara. Una nueva técnica quirúrgica las recupera y el maquillaje las resalta.

Por

Parecen apenas un rasgo, pero en ellas se encierra un mundo de expresiones. Basta modificar el contorno de una ceja para que una persona pueda parecer permanentemente sorprendida, triste o enojada. Al igual que el pelo o la ropa, son parte indiscutida de la apariencia y, por consiguiente, de las tendencias.

Sí, la forma de las cejas también es cuestión de moda. Por eso, el paso de las décadas las ha visto mutar al compás de los caprichosos vaivenes de las chicas “it” de cada tiempo. Así se sucedieron las casi inexistentes y depiladas en los años ’30, el modelo “ala de paloma” de los ’40 (bajas en el extremo cercano a la nariz y altas en la cima del arco), las anguladas de Elizabeth Taylor en los ‘50, las tupidas recordadas por la película “Love Story” en los ’70, las pobladas, anchas y apenas cuidadas de los ’80, con Madonna como estandarte internacional y nuestra Raquel Mancini como ejemplo local, y las bien depiladas, prolijas y angulosas de los inicios del 2000.

Naturales. Si en los últimos años la tendencia no es tan notoria o remarcable como en épocas anteriores, es porque la moda actual apunta hacia las cejas más naturales. Aunque se depilan y acomodan en los sectores en los que es necesario, se hace siempre respetando la forma y estilo original y que mejor combina con cada rostro y facciones. “Esta temporada vuelven a usarse las cejas bien gruesas, aunque sin descuidar la prolijidad”, apunta la maquilladora Bettina Frumboli. Para lograrlas, debe tenerse paciencia y cuidado al depilarse, “o dejar que lo haga alguien con mucha experiencia, ya que un vello de más o menos puede cambiar radicalmente la forma”, agrega la especialista. Al momento del maquillaje, en tanto, Frumboli recomienda rellenar los espacios en blanco con un lápiz especial o sombra del color exacto de la ceja. “Así se logrará una mirada más definida”, apunta.

Otras soluciones. Sin embargo, el paso de las tendencias también dejó huella. Hoy son muchas las mujeres que, a fuerza de afinar las cejas, se han quedado sin ellas. Y es que aunque la depilación no necesariamente conduce a la pérdida completa del cabello, cada vez que un pelo se extrae, entra en un ciclo nuevo que no dura indefinidamente. Lo más probable es que hasta alrededor de los 50 años ese cabello persista. Pero los ciclos tenderán a agotarse, y el pelo acabará por afinarse o dejar de salir de forma definitiva. Entonces es cuando las mujeres suelen recurrir al maquillaje o a los tatuajes permanentes en pos de recrear la expresión original.

Más información en la edición impresa de la revista.

 

Comentarios de “Las cejas de moda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *