Política / 23 de abril de 2013

Preocupación por la salud del juez Oyarbide

Perdió peso en los últimos meses y especulan con que se tenga que operar. Sus planes para casarse este año. Qué dicen en su despacho.

Desde que volvió del Vaticano por la asunción del Papa Francisco, al juez federal Norberto Oyarbide no se lo ve bien. En su entorno afirmaron a NOTICIAS que está desmejorado fisicamente y perdió varios kilos en el último tiempo.

Las fuentes consultadas confirmaron a este portal que el juez, que planea casarse este año, tiene problemas gástricos y hasta se especula con una intervención quirúrgica. Sin embargo, desde su despacho en el Juzgado Federal 5, en Comodoro Py, negaron que vaya a operarse.

A pesar de los problemas de salud, que tienen preocupados a colegas, amigos y familiares, Oyarbide no deja de trabajar e incluso el viernes pasado participó en uno de los 65 allanamientos que había ordenando, en una causa, por fuga de divisas y lavado de dinero.

Debido a la sensibilidad del tema, esta nota ha sido cerrada a los comentarios.