Clásica / 10 de Mayo de 2013

clasica

Sensibilidad y elegancia

El pianista Pascal Rogé junto a la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Alexis Soriano. Obras de Gilardo Gilardi, Mozart, Poulenc y Schumann. Teatro Colón.

Por

Pascal Rogé fue la figura central en un concierto muy variado. Escuchamos por este especialista en el repertorio francés de los siglos XIX y XX, el “Concierto para piano y orquesta” de Francis Poulenc, y el “Rondó en La mayor”, K. 386 de Mozart. Sensibilidad y elegancia son los calificativos adecuados para Rogé en la interpretación de ambas obras, que, justamente, requieren esas cualidades ante la ausencia de cualquier espectacularidad. A la perfección mozartiana se contrastó la agradable superficialidad de Poulenc, hábil en el empleo de melodías populares. Fue el integrante del Grupo de los Seis que tal vez con más insistencia se mantuvo aferrado a los ideales de simplicidad de Satie. El concierto para piano, de 1949, tiene una estructura poco usual, con un primer movimiento mucho más largo que los otros dos, y dentro de la obras de Poulenc se ubica entre aquellas de corte neoclásico. El pianista francés, cálidamente recibido, ofreció como bis la popular “Gymnopédie” N° 1 de Eric Satie.

El concierto comenzó con la sólida escritura orquestal de Gilardo Gilardi. Su fantasía “El gaucho con botas nuevas” es un clásico del nacionalismo musical argentino, compuesta en 1936. La subtituló “humorada sinfónica” y sigue como base un texto escrito por el autor que cuenta cómo un joven gaucho, en atavío de domingo, se mira en el espejo y baila. El español Alexis Soriano, actual director artístico de la New York Opera Society de Washington, brindó una entretenida versión de la obra. La primera sinfonía de Robert Schumann, “Primavera” Op. 38, completó el programa, tal vez demasiado disperso en épocas y estilos, en una correcta interpretación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *